Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suharto vuelve a eludir a la justicia y alega nuevos problemas de salud

Un tribunal de Yakarta ordenó ayer la comparecencia, el próximo día 28, del ex dictador indonesio Suharto, acusado de corrupción y quien, por segunda vez consecutiva, no se presentó ante las autoridades judiciales alegando problemas de salud. El fiscal general, Marzuki Darusman, y el ministro de Economía, Rizal Ramli, relacionaron el proceso con los últimos atentados ocurridos en Yakarta, en especial el perpetrado el miércoles en la Bolsa y cuyo balance final fue de 15 muertos y 29 heridos.

La Policía reconoció que los explosivos utilizados son empleados generalmente por el Ejército. Tras 32 años de sangrienta y ruinosa dictadura, el general indonesio no ha perdido su inequívoca soberbia y considera una afrenta injustificable su presencia ante los tribunales, aunque sólo esté acusado del robo de 570 millones de dólares (más de 100.000 millones de pesetas) destinados a diversas organizaciones de beneficiencia (amasó una fortuna que supera los 40.000 millones de dólares) y el propio presidente, Abderrahman Wahid, haya reiterado que le indultaría si resultase condenado. Con el objetivo de eludir una simbólica acción de la justicia (los estudiantes reclaman también su responsabilidad en la generalizada violación de los derechos humanos), el ex dictador está dispuesto a desestabilizar el frágil proceso democrático indonesio con la ayuda de importantes sectores del Ejército, partidarios de una involución y nostálgicos de un régimen en el que concentraron todo el poder.

Tras varios atentados que siempre coinciden con las vísperas de interrogatorios sobre el caso, Suharto volvió a rebelarse contra la justicia de su país, donde aún posee una vasta red de intereses y privilegios. Sus letrados alegaron una vez más que el ex dictador, de 79 años, padece graves dificultades de locución y pérdidas de memoria como consecuencia de un ataque cardíaco que, supuestamente, le ha provocado problemas neurológicos irreversibles, según los informes de sus doctores personales. Ante su incomparecencia, el presidente del tribunal, Lalu Mariyun, decidió un nuevo examen médico por un equipo independiente, que ya lo había declarado apto para los interrogatorios, y ordenó citarlo el próximo día 28.

Por su parte, el fiscal general del Estado, Mazurki Darusman, y el ministro de Economía, Rizal Ramli, coincidieron en que los últimos atentados ocurridos en Yakarta están relacionados con el juicio a Suharto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de septiembre de 2000

Más información

  • Los atentados de Yakarta, ligados al juicio