Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julián Álvarez pide a la cúpula del PA y a los candidatos que dejen la crispación

El alcalde de Écija y virtual candidato de la corriente Nuevo Andalucismo en el próximo congreso del PA, Julián Álvarez, anunció ayer que en cuanto se formalice su nominación, prevista para el día 16, iniciará una ronda de reuniones con la dirección y el resto de los candidatos para pedir que bajen el nivel de sus declaraciones y abandonen la crispación. "Ésta es la única forma de que se vean la propuestas y proyectos de cada uno", señaló Álvarez, quien aboga por elaborar una ejecutiva de integración.

Álvarez será proclamado con toda probabilidad candidato de Nuevo Andalucismo en el transcurso de una convención de esta corriente el próximo día 16 en Torremolinos (Málaga). Una vez que sea oficial, se dirigirá al presidente del partido, Alejandro Rojas-Marcos; el vicepresidente, Pedro Pacheco, y los otros tres candidatos -Antonio Ortega, María del Mar Calderón y Antonio Moreno- para intentar "atemperar" las declaraciones públicas de cada uno y dejar a un lado las acusaciones. Según Álvarez, la crispación que registra el proceso congresual está situando en un segundo término las propuestas y proyectos de las distintas opciones, que deben ser los verdaderos protagonistas del congreso, a la vez que se ofrece a los ciudadanos una imagen muy negativa del PA.La ronda de contactos tiene una segunda intención: buscar entre todos una fórmula para la elección de los cargos que permita llegar a una ejecutiva de integración. Álvarez sostiene que la existencia de cuatro candidatos exige un esfuerzo especial de consenso, ya que si no es así, la ejecutiva puede salir con el 40% o 50% de los votos y dejar sin participación a más de la mitad del partido. Aunque está abierto a sugerencias, el alcalde de Écija propone que se elija primero al secretario general -como ocurrió en el pasado congreso federal socialista- y que éste confeccione una ejecutiva con las sensibilidades de todas las corrientes.

De continuar el actual sistema (designación simultánea de secretario general y ejecutiva), según Álvarez se corre el riesgo de que la actual fractura de la familia andalucista se consagre por cuatro años más.

El candidato oficioso aseguró que contará con avales suficientes para formalizar su opción y aunque no está manteniendo contactos con otras corrientes para preparar una fusión, agradece las buenas palabras de Mayoría por el Cambio. "Es normal que se digan estas cosas, pero hasta ahora no ha habido ningún acercamiento y cada uno estamos defiendo nuestras propuestas", subrayó. Álvarez desmintió "supuestas reuniones secretas" con la candidata de esta corriente o con Pedro Pacheco, que le presta su apoyo: "No hablo con él desde marzo pasado".

En cuanto a los estatutos, cuya revisión la organización del congreso ha limitado a cuatro puntos, Julián Álvarez dijo que el congreso es "soberano" y podrá discutir los aspectos que crea oportuno si así lo decide, por lo que pondrá la limitación de mandatos y listas abiertas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de septiembre de 2000

Más información

  • El aspirante a secretario general propone una ejecutiva de integración