Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un procesado implica a la ministra de Justicia francesa en el 'caso Elf'

El ex presidente de la petrolera Elf Loik Le Floch-Pringent asegura, según informaba ayer la prensa francesa, que la actual ministra de Justicia, Elisabeth Guigou, estuvo al tanto de los pormenores de la compra de la refinería Leuna en la ex RDA a principios de los años noventa. Guigou era entonces una figura próxima al ex presidente francés François Mitterrand, y la operación de la compra de la refinería dio lugar a unas comisiones por un monto de 6.500 millones de pesetas, que presuntamente fueron a parar a las arcas de la CDU del ex canciller alemán Helmut Kohl.

Es la primera vez que Le Floch-Pringent cita a Guigou ante los magistrados instructores del sumario sobre presuntas operaciones irregulares de Elf. En su declaración ante el juez Renaud van Ruymbeke el pasado 22 de agosto, el ex dirigente de la petrolera aseguró que Guigou fue una de los consejeros del ex presidente Mitterrand encargados de seguir el dossier sobre la compra de la refinería. Guigou era entonces la encargada de cuestiones europeas en el palacio del Elíseo y secretaria general del comité interministerial para cuestiones económicas de cooperación europea (SGCI).Le Floch-Pringent asegura, según Le Journal du Dimanche, que el sistema de pago de comisiones era perfectamente conocido en el Elíseo desde que el general Charles de Gaulle nombró a Pierre Guillaumat al frente del grupo petrolero.

Recientemente, el ex número uno de Thomson-CSF, Alain Gómez, también mantuvo que la Administración francesa durante la presidencia de Mitterrand favoreció el pago de comisiones a los intermediarios de Elf en 1991 y, en particular, en el caso de la venta de fragatas a Taiwan, según el diario Le Figaro.

Gómez confirmó el pasado día 4 ante la juez Laurence Vichnievsky, otra de las instructoras del caso Elf, que recibió en tres ocasiones en 1992 a un consejero militar de Mitterrand, el general Philippe Vougny. Éste se habría extrañado de la negativa de Thomson, constructora de las fragatas, a pagar una comisión de unos 4.000 millones de pesetas prometida a la red Elf de intermediarios, animada por Alfred Sirven, entonces director de "asuntos generales" de la petrolera y hoy fugitivo de la Justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2000

Más información

  • El ex jefe de la petrolera dice que Guigou conocía las comisiones