El dueño de un bar de Barcelona muere acuchillado en una pelea entre jóvenes

El propietario del bar Heladería Porto, situado en el barrio de Sant Andreu, de Barcelona, murió ayer como consecuencia de una puñalada que recibió durante una discusión.El incidente ocurrió hacia las siete de la mañana, dos horas después de que Emilio M. V., de 49 años, abriera las puertas de su establecimiento, inaugurado hace un año. Algunos testigos aseguran que la reyerta se produjo entre los jóvenes y que la muerte de la víctima fue accidental.

La policía llegó al local alertada por la llamada de un vecino y encontró a su dueño herido de gravedad. Emilio M. V. fue trasladado al hospital de la Vall d'Hebron, en el que falleció horas más tarde pese a los esfuerzos de los médicos.

Se sabe que, hacia las siete de la mañana, tres o cuatro jóvenes iniciaron una discusión en el bar. Uno de ellos se hizo con un cuchillo que M. V. tenía sobre la barra y se lo clavó a la víctima en el abdomen. "No es que fuera a separarlos. Simplemente, fue el primero al que se encontró el que llevaba el cuchillo" explica un vecino. Inmediatamente después los jóvenes huyeron en un coche con matrícula de Lleida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS