Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TROFEO VILLA DE MADRID

Kiko presenta un Atlético entusiasta

Los rojiblancos golean al Flamengo en la presentación del equipo para Segunda División

Tres patadas de Fabao y la fiesta se aguó. Llovieron insultos contra el central brasileño desde la grada y no era para menos: las patadas fueron contra los tobillos de Kiko y a los cerca de 40.000 aficionados que ayer acudieron a recibir al Atlético en el Calderón se les revolvió el estómago. El Flamengo, el club con la mayor torcida de Brasil, fue un invitado de lujo para presentar al Atlético antes de su regreso a Segunda. Pero los lujos se acabaron en Fabao. De hombros cargados y una determinación serena a la hora de meter los tacos en los tobillos del adversario, el defensa eligió reprimir al jerezano. A su tercer ataque, Kiko debió ser retirado ante la inquietud masiva del público. Como si la gente sospechase que para el ascenso hiciera falta algo más que lo que se vio: un Atlético ordenado, con desmarque, toque, entusiasmo y gol. Algo como ese imponderable que pende de los maltrechos ligamentos de Kiko. El genio.La barba desprolija y una melena de náufrago, le imprimen a Kiko el aire sobrenatural de un resucitado. Así se paseaba ayer por el frente de ataque y parecía que cada jugada del Atlético formaba parte de su programa. Va de mandón y sus detalles siguen marcando diferencias: un taconazo, un desmarque abriendo espacios, o un movimiento que termina en penalti. Los dos primeros goles del Atlético pasaron antes por su cabeza.

ATLÉTICO 3 FLAMENGO 1

Atlético de Madrid: Toni; Gaspar (Njegus, m. 46), Amaya (López, m. 81), Hernández (Hibic, m. 76), Llorens; Mena (Toni, m. 60), Juan Gómez, Carcedo (Zahinos, m. 87), Luque (Roberto, m.89); Kiko (Correa, m. 55) y Salva.Flamengo: Julio César; Maurinho (Carvalho, m.46), Juan, Fabao (Fernando, m. 56), Marco Antonio; Mozart, Leandro (Rocha, m.46); Petkovic, Denilson; Edilson y Adriano. Goles: 1-0, m. 15: Kiko deja el balón de tacón para Luque, que ajusta el tiro desde la media luna. 1-1, m. 45: Edilson define un uno contra uno frente a Toni. 2-1, m. 46: Salva, tras penalti cometido sobre Kiko. 3-1, m.57: Correa a pase de Salva. Árbitro: Moreno Delgado. Amonestó con tarjeta amarilla a Leandro, Llorens, Gómez,Amaya, Njegus, Maurinho y Fabao.

Hasta que Juan Gómez relajó la tensión de los hilos en el medio campo, el Atlético fue un equipo sólido. Con algunos vacíos y un par de contradicciones, pero bien plantado. El grupo se asienta en Hernández y Amaya: dos centrales que se conocen y mueven la línea a golpe de rabillo de ojo. Los preside Gómez en el medio centro a quien ya se le advierten tics de caudillo. El argentino es excesivo en su papel de organizador belicoso. Pero sobre todo, es el tipo de jugador que conoce el oficio, sabe de ritmos, calienta la espinillera con faltas tácticas, regula los tiempos y no se le da mal aquello de los conceptos básicos: el pase y el disparo. Lo acompañó Carcedo en el doble pivote, que siguió el camino inverso: a base de mantener la posición y robar, se consolidó con los minutos. Por la banda izquierda destacó Luque. El extremo promete: lucha, detalles técnicos, llegada y puntería. En la otra banda hubo un vacío: lo dejó Mena, desubicado todo el partido.

En otros partidos de la jornada, el Athletic derrotó al Lazio con un gol de Urzaiz (1-0) y cayó derrotado ante el Fiorentina (2-0) en el triangular Cecchi Gori. El Osasuna se impuso al Elche (0-1). El Valladolid empató con el Oviedo (1-1). El Alavés goleó al Laguarda (1-11). El Extremadura empató con el Badajoz (1-1). El Valencia cayó ante el Villarreal (1-4). El Barcelona se impuso en los penaltis al Málaga después de empatar (1-1).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de agosto de 2000