El Sporting de Lisboa dice que Sa Pinto se va al Madrid

Pérez sólo acepta si los portugueses pagan toda la ficha de Rodrigo

Del Bosque, tranquilo

Asegura Del Bosque que no quiere un nuevo delantero centro. Y no lo tendrá. Pero sí que puede tener a Sa Pinto, protagonista de una operación empresarial que le colocaría en el Madrid a cambio de que Rodrigo, y si es posible Ognjenovic, se vayan al Sporting de Lisboa y este club acepte pagarles el total de sus fichas, -410 millones en el caso del brasileño y 120 en el del yugoslavo-. Sa Pinto no es un jugador que levante precisamente pasiones entre los técnicos del club. Y anda lejos de ser un goleador. Sin embargo, el Sporting de Lisboa asumió ayer por boca de su presidente, Luis Duque, que tanto el Madrid como el Sporting han llegado a un compromiso con el jugador. Sólo resta que los dos clubes se pongan de acuerdo. Y ahí empiezan los problemas.Florentino Pérez no está dispuesto a aceptar la pretensión de los portugueses, que quieren a toda costa que el pago de la ficha de Rodrigo se lo repartan ambos clubes. Y por ahí no pasa el presidente blanco. Rodrigo se iría cedido un año, Ognjenovic se iría traspasado y el Madrid se olvidaría de sus sueldos, "que son una barbaridad", según reconoce Florentino Pérez. Si finalmente Sa Pinto llegara al Madrid, su fichaje no vendría avalado por criterios deportivos, sino empresariales. No hay razón alguna por la que el conjunto blanco necesite el concurso de un jugador que suele actuar como segundo delantero, un puesto que ahora pueden cubrir varios jugadores. Y entre las virtudes de Sa Pinto no figura su capacidad goleadora. En los 70 partidos que disputó en la Liga con la Real Sociedad, marcó seis goles.

El Madrid no tiene un especial interés por Sa Pinto, pero sí por los beneficios que podría acarrearle la operación. El Sporting de Lisboa pone pegas, tanto en lo referente al sueldo de Rodrigo como en el hecho de que Ognjenovic ocupe plaza de extranjero. Ambos jugadores le cuestan al Madrid más de 500 millones de pesetas al año. Y Sa Pinto podría llegar a Chamartín con una ficha cercana a los 150. Pero el futbolista portugués no es, para el Madrid, el elemento principal de la operación. Son Rodrigo y Ognjenovic.

El Madrid necesita dejar de pagar a jugadores que no van actuar ni un sólo minuto, y que ni siquiera van a ser inscritos en competición alguna. Sí lo será McManaman, que se niega a aceptar la oferta del Middlesbrough, el único equipo que de manera oficial se ha dirigido al Madrid y que está dispuesto a ofrecer 2.300 millones de pesetas. Pero hasta el Bernabéu han llegado noticias de un posible interés del Lazio que han elevado el optimismo de los responsables del club. Porque, de confirmarse ese extremo, la situación puede variar. McManaman no acepta irse a Inglaterra, pero Italia es otra cosa. Si la oferta del Lazio supera, aunque sea por poco, los 2.000 millones, el Madrid dirá que sí. Y si el vigente campeón de la Liga y la Copa italianas le ofrece a McManaman un sueldo cercano al que cobra en el Madrid -800 millones brutos al año-, el jugador podría cambiar de opinión.

Ajena a todo le que se cuece en los despachos, la plantilla del Madrid regresó ayer de Mónaco. Florentino Pérez achacó la derrota a una cierta falta de entusiasmo, algo con lo que Del Bosque no está de acuerdo. "Yo sí vi interés. Y buena intención. Y a ratos, buen fútbol. Estoy convencido que este Madrid pronto generará ilusión". El técnico aseguró que con él no iban los rumores sobre compras o traspasos. "Ocurre cada verano", declaró. "Que si necesitamos un central, un portero, ahora un punta... Incluso me han recordado a Anel-ka a la hora de hablar de goleadores, cuando Anelka se pasó seis meses sin marcar un gol en el Madrid. Un delantero de garantías vale de 5.000 millones para arriba. Y es imposible encontrar un jugador igual que Morientes, como es imposible encontrar uno como Raúl. Yo he oído decir a mucha gente que Raúl debería jugar en punta y ahora resulta que no vale para eso. Pero no me enfada nada de esto. Es una historia conocida".La última reflexión del técnico tuvo a Figo, que no estuvo precisamente acertado en el partido ante el Galatasaray, como protagonista. "No niego que quizá estuvo algo pesadote, pero ocurre que la carga de trabajo ha sido grande. Pero él está bien, eso lo puedo asegurar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de agosto de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50