_
_
_
_
_

Un niño sufrió una descarga

Otra farola del alumbrado público causó ayer un nuevo incidente: le pegó una descarga eléctrica a un niño de 11 años que jugaba al fútbol en la calle del Balandro (Barajas). El pequeño disputaba un partido con un amigo en plena calle. Su compañero le pegó duro al balón. Tanto que la bola se les escapó. El niño, al ir a recoger el balón, se apoyo en una farola y fue entonces cuando recibió una fuerte descarga. Su amigo lo presenció todo. "¿Qué te ha pasado?", le preguntó al accidentado. "Que la farola me ha pegado un calambrazo", le respondió. Ambos se asustaron mucho. Tanto que los padres llamaron al Samur. Una ambulancia le atendió y le dio de alta allí mismo. Pero los padres le llevaron al centro de salud. Por si acaso. Todo quedó en un gran susto.

Más información
El Gobierno admite ante el juez que la farola que electrocutó a un joven carecía de diferencial
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_