Carrillo recibe el alta médica tras 11 días en el hospital de Vélez-Málaga

De buen humor, feliz y lúcido, aunque con las piernas algo débiles, el ex secretario general del PCE Santiago Carrillo abandonó ayer el hospital de la Axarquía de Vélez-Málaga tras recibir el alta médica a las 11.30 horas. Carrillo dejó el centro sanitario con su esposa y su hijo y permanecerá unos días en casa de unos amigos en una localidad de la costa malagueña, que sus familiares no han querido desvelar, a fin de recuperar fuerzas antes de volver a Madrid. "Se encuentra algo flojillo todavía, pero está muy bien", comentó su hijo Jorge. Carrillo, de 85 años, ingresó el pasado día 10 en el hospital con una hemorragia digestiva causada por una úlcera duodenal. Dos días después tuvo que ser intervenido de urgencia para detener el sangrado. Desde entonces y hasta ayer por la mañana permaneció en la UCI. En los últimos días ya ingería comida sólida, aunque en pequeñas cantidades, e incluso daba algunos paseos por la habitación.

La directora médica del hospital, Carolina Conejo, comentó que su mejoría ha sido más rápida de lo previsto: "Teniendo en cuenta su edad y la medicación que recibía para sus trastornos cardiovasculares ha tenido un postoperatorio mejor de lo esperado y ha demostrado una fortaleza física y psíquica formidables. En pocos días más se restablecerá por completo", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de agosto de 2000.

Lo más visto en...

Top 50