Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los críticos de Huelva intentan evitar que Pedro Rodríguez consume el control sobre el partido

El congreso del PP de Huelva, previsto para el 30 de septiembre, tendrá dos candidaturas, hasta el momento irreconciliables: la oficialista, encabezada por Francisco Pérez, un joven abogado onubense, y la crítica, con Ana Báñez, ex portavoz popular en la Diputación Provincial de Huelva, como número uno.La larga crisis de los populares onubenses se ha cobrado ya la primera víctima política: Matías Conde, un veterano dirigente que ha renunciado a presentarse a la reelección como presidente provincial, después de siete años en el cargo. Conde se había significado como defensor del sector oficial. Las peleas internas surgieron tras las elecciones municipales de 1999, cuando el alcalde de Huelva y vicepresidente del PP de Andalucía, Pedro Rodríguez, arrebató todos los cargos municipales a Francisco Nieves, que se quedó sin ninguna delegación en el Ayuntamiento. Nieves era en ese momento el secretario provincial del partido y fue el número dos del PP en el Ayuntamiento onubense.

En torno a Francisco Nieves surgió entonces el denominado grupo Tartessos, que ha conseguido importantes apoyos en varias localidades de la provincia. Los integrantes de ese colectivo se han erigido públicamente en defensores de los militantes del PP, frente a Rodríguez, a quien consideran un recién llegado. La lucha se ha centrado entre el grupo Tartessos y "Pedro Rodríguez y sus niños", en palabras textuales de un miembro de los críticos.

Pedro Rodríguez, el segundo alcalde porcentualmente más votado de España (detrás de Teófila Martínez), se ha rodeado para sacar adelante su gestión de jóvenes profesionales, desconocidos en política. Entre ellos figura Francisco Pérez, que dirigió con éxito la campaña electoral de Pedro Rodríguez para las municipales de 1999, y ahora aspira a ser presidente del PP de Huelva.

Pedro Rodríguez está considerado como el mejor aval electoral del PP onubense y es un hombre vinculado a Javier Arenas, secretario general de los populares, que en 1995 lo introdujo en política. Rodríguez, como independiente, ganó ese año contra todo pronóstico las elecciones municipales al PSOE.

Por su parte, Nieves era un valor en alza en el PP: una estratega. El choque entre el alcalde y su número dos resultó estruendoso en el Ayuntamiento. El pasado noviembre, Francisco Nieves, Ana Báñez, entonces secretaria de Organización, y 17 miembros más de la ejecutiva provincial presentaron su dimisión de los cargos orgánicos por diferencias con la dirección provincial.

Ahora, el proceso de elección de los 399 compromisarios que intervendrán en el congreso de Huelva ha estado marcado por la polémica. El grupo Tartessos recurrió ante el Comité de Garantías del partido, primero, y después ante los tribunales ordinarios de Justicia, la elección de compromisarios por supuestas irregularidades.

El presidente de la comisión organizadora del congreso, Carmelo Romero, se lava las manos. "Hemos realizado un trabajo en perfecta conformidad con los estatutos del partido. Una labor objetiva y transparente", manifestó hace unos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de agosto de 2000