El BBVA pide al Gobierno que logre un superávit del 1% en 2001

El director del Servicio de Estudios del BBVA, Miguel Sebastián, defendió ayer que el Gobierno debe de ser más ambicioso, con un presupuesto para el próximo año que permita fijar el objetivo de inflación en el 1% y el superávit de las administraciones públicas en ese mismo porcentaje del producto interior bruto (PIB). El banco es partidario de completar este esquema "más agresivo" con una reducción del subsidio de desempleo y la eliminación de los impuestos de sucesiones y del patrimonio.Las sugerencias del BBVA llegan justo cuando el Gobierno acaba de aprobar el cuadro macroeconómico con las líneas maestras que sirven para elaborar después los Presupuestos Generales del Estado. Sebastián, que ayer presentó el informe económico que cada año elabora el banco, calificó las previsiones del Ejecutivo de "razonables", con la excepción del objetivo de inflación, que el Gobierno quiere mantener en el 2%, y la pretensión de alcanzar un déficit cero.

Sebastián destacó que la economía española "está inmersa en la fase expansiva más duradera de los últimos 25 años". Pero ve "motivos de alerta" que hay que vigilar, como los precios. Las medidas contra la inflación, según Sebastián, deberían de ir acompañadas de un superávit público del 1% del PIB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de julio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50