SUCESOS

Un policía salva a dos menores de morir ahogados en Benissa

Dos niños de nacionalidad alemana, de 10 y 16 años de edad, que disfrutaban de su primer día de vacaciones en Benissa (Alicante), se salvaron ayer por la tarde de morir ahogados gracias a la intervención de dos policías municipales, Manuel y Antonio Paez, que realizaban su habitual ronda por las calas de la localidad. El suceso ocurrió sobre las 13.00, en la Platja del Baladrar. Ondeaba la bandera roja en esta zona, que no dispone de servicio de vigilancia de playas. Según varios testigos, los chavales estaban vestidos y no pretendían bañarse, y sus padres conversaban a un centenar de metros. Pero al más pequeño se le ocurrió acercarse demasiado a la rocosa orilla, y una ola se lo llevó mar adentro. Su hermano mayor se lanzó rápidamente al agua, pero sus intentos por rescatarlo fueron infructuosos, hasta que la afortunada intervención de uno de los policías permitió la feliz resolución del suceso. El agente Manuel Paez se desvistió, y en calzoncillos, se zambulló en el agua con la única ayuda de la colchoneta de un turista; consiguó alcanzar a los niños y tras sujetarlos con firmeza, hasta que diez minutos después, las olas los lanzaron hacia las rocas y recibieron la ayuda de los numerosos curiosos que les esperaban expectantes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS