_
_
_
_
MÚSICA EN 7D

Iron Maiden invade con su rock más 'heavy' la plaza de Las Ventas

El rock heavy de la veterana banda británica Iron Maiden provoca el concierto más estruendoso de la semana, con una plaza de toros de Las Ventas, presumiblemente, llena. El contraste trae ecos brasileños y cubanos; es decir, la sutileza se canta en portugués gracias a Madredeus, Simentera, Daniela Mercury, Lenine y Tania María, mientras que el son se mezcla con todas las tendencias. Bill Bruford y Larry Coryell sirven el mejor jazz.

Más información
FOTO SIN TITULO

- La esponja cubana. La enorme riqueza musical que atesora Cuba se hace aún mayor cuando su sonido tradicional se proyecta hacia otras músicas. Es el caso de P-18 y Orishas, dos formaciones integradas por músicos cubanos de implicación parisiense que al son y guaguancó tradicional han incorporado elementos de hip-hop, rap, funky y electrónica. Estarán el sábado en el patio del Conde Duque, donde días antes Pancho Céspedes, también de origen cubano, mostrará las imbricaciones del bolero con la balada romántica estándar. Su Vida loca fue su cénit hace un par de temporadas y en sus nuevas canciones sigue incólume y fiel al estilo que le ensalzó.Habana Abierta, la nutrida formación de artistas cubanos residentes en Madrid, vuelve, con algunos cambios, al Clamores para mostrar su nuevo material en el que enlazan nueva trova con rock y son cubano. Kelvis Ochoa, uno de sus integrantes, unos días antes actuará solo en su proyecto personal de cantautor. Caridad Hierrezuelo, gran dama del son, concluye hoy mismo su tanda de recitales.

- El imperio portugués. El deje tristón del fado dejó su impronta en las colonias de Portugal. En Cabo Verde, por ejemplo, se transformó en morna, un género popularizado en Europa en los últimos años gracias a la gran Cesarea Évora. La música caboverdiana suena de nuevo merced a la actuación de Simentera, un grupo que, además de la morna, rescata en su repertorio funanás y coladeras, otras melodías menos conocidas del archipiélago.

Daniela Mercury es, junto a Margareth Menezes, la reina del samba-reggae, el género por excelencia del Estado brasileño de Bahía. Daniela presenta su nuevo disco, Sol da libertade, y convierte su actuación en el Conde Duque, junto a su compatriota Lenine, en una de las citas ineludibles de una semana de ecos portugueses. Igual que la de esta noche de Tania María, la gran cantante del jazz brasileño, que estará acompañada por el percusionista indio Trilok Gurtu.

Pero donde el portugués se transforma en emoción es en la propuesta de Madredeus. La sobrecogedora voz de Teresa Salgueiro y la exquisita música que combina clasicismo y modernidad, dan un tono único al Jazztel Festival.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- Más de Latinoamérica. Vuelve la ternura de Rafael Amor al Galileo Galilei, un escenario donde se encuentra cómodo. Un par de días antes, ese escenario se habrá llenado de tango gracias a la actriz y cantante argentina Mirian Penela, que irá acompañada del pianista Horacio Icasto. Desde Venezuela, Huracán de Fuego ofrecerá en el Suristán una noche de percusión obsesiva. Proceden de Maracaibo y rescatan los ritmos de los esclavos que llegaron de Angola, Congo y Zaire y que tocaban los tambores chimbangueles tumbados y utilizando también el pie como percutor.

- Monstruos del rock y del jazz. Decir Iron Maiden es hablar de uno de los pilares del heavy. Su leyenda es grande y ahora aumenta, si cabe, gracias a que se ha reincorporado Bruce Dickinson, su cantante más extraordinario y carismático, después de probar carrera en solitario. Brave New World se llama su reciente disco, que justifica la magnífica gira que están realizando por todo el mundo.

No menos monstruos, pero del jazz, son Larry Coryell y Bill Bruford, a los que sorprende ver juntos por dos noches en un pequeño escenario de la capital: Clamores. Bruford fue el batería principal de Yes, y colaboró con King Krimson y Genesis; mientras que Coryell es uno de los grandes guitarristas del jazz moderno que se han disputado artistas como Miles Davis, John McLaughlin o Charles Mingus, entre otros.

La semana ofrece también nostalgia con la ELO (Electric Light Orchestra), una veterana formación de rock para adultos que se ha perpetuado ahora con la incorporación de alguno de los hijos de los músicos que la fundaron.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_