Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Terra Mítica tendrá beneficios en un plazo de cinco años

Terra Mítica, el parque temático de Benidorm, cuya apertura está prevista a finales de mes, facturará unos 15.000 millones de pesetas anuales, lo que permitirá obtener beneficios en un plazo de cinco años, según las estimaciones de su director general, Miguel Navarro.Los cerca de 70.000 millones de pesetas invertidos en su construcción, de los que 47.000 millones se han destinado a la ejecución del recinto del parque y el resto a infraestructuras de acceso y acondicionamiento de la zona, lo convierte en el complejo de ocio "más grande de España y el único genuinamente temático", señaló Navarro.

Unas 2.000 personas trabajarán en el parque, que generará otros 6.000 empleos indirectos y que requerirá para su mantenimiento los servicios de 200 empresas de varios sectores. Se estima que visitarán el complejo tres millones de personas al año, el 55% residentes a menos de dos horas del parque, y el 45% turistas nacionales y extranjeros, indicó.

"Atraerá a 500.000 nuevos turistas que hasta ahora no elegían la Costa Blanca como destino vacacional", pronosticó Navarro, quien concretó que existe una reserva de diez millones de metros cuadrados para acometer futuros complementos de ocio y nuevas dotaciones.

A los pocos días de su apertura, Terra Mítica, abierto todo el año, ha facturado más de 4.000 millones de pesetas en reservas, subrayó Navarro, para quien este parque no compite con el de Tarragona, Port Aventura, porque "son ofertas diferentes de ocio". "Aún hay cabida para una oferta mucho más amplia en toda España, pues tenemos 40 millones de habitantes, recibimos 60 millones de turistas y, de esos 100 millones de potenciales clientes, sólo explotamos seis millones en la actualidad", dijo.

Según el director general, Terra Mítica será "respetuoso con el medio ambiente", gracias a un plan de usos y servicios que ha propiciado la construcción de una planta de transferencia de residuos sólidos, el sellado de un vertedero de 100.000 metros cuadrados, la habilitación de un ecoparque y la reforestación de unos terrenos yermos.

Dentro de este capítulo, precisó que el consumo de agua potable del parque se reduce al "mínimo necesario", al nutrirse para sus atracciones del lago de 50 millones de metros cúbicos que posee y del riego del abastecimiento procedente del mar y de una depuradora instalada en Benidorm.

Según Navarro, el parque dispone de "las máximas medidas de seguridad", y cuenta además con sus propios servicios sanitarios, de prevención de incendios, atención para cualquier tipo de emergencia y un riguroso control diario de mantenimiento y puesta a punto de todas sus atracciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de julio de 2000