Los ecuatorianos son la colonia mayoritaria en 15 distritos, y los marroquíes dominan en el resto

Colombianos en el sur

Los ecuatorianos forman, con 30.398 residentes, el principal grupo de inmigrantes empadronados en la capital. Pero, además, su presencia no se circunscribe a unos pocos barrios: constituyen la mayor colonia de extranjeros censados en 15 de los 21 distritos madrileños. La única excepción a esta hegemonía son los distritos de Fuencarral, Puente y Villa de Vallecas, Villaverde, Vicálvaro y Barajas, donde la comunidad extranjera más numerosa es la marroquí, según el padrón municipal.La inmigración de este país andino ha sido mucho más reciente que la originaria de Perú, Marruecos o la República Dominicana. Hace tan sólo un año, en la ciudad de Madrid estaban registrados en el censo 6.401 ciudadanos ecuatorianos, frente a los 30.398 actuales.

El incremento de la presencia de esta colonia extranjera en la capital de España no sólo se debe a la llegada de nuevos inmigrantes, sino también a la actual Ley de Extranjería, en vigor desde el pasado 11 de febrero. Esta norma, que concedía nuevos derechos a los extranjeros, ha disparado los empadronamientos de extranjeros no comunitarios al exigir la inscripción en el censo como requisito para que los inmigrantes irregulares accedan a la Sanidad pública, que antes tenían vetada.

Según la interpretación de los datos del padrón, los ecuatorianos viven principalmente en los distritos de Ciudad Lineal (4.918 censados), Tetuán (3.330) y Centro (2.940). Hay barrios como Pueblo Nuevo y Ventas, en Ciudad Lineal, y Alvarado, en Tetuán, donde los ciudadanos de Ecuador constituyen hasta el 41% de los extranjeros empadronados.

Otra de las curiosidades que refleja el censo municipal es que los filipinos forman la colonia de inmigrantes más numerosa en barrios populares como Chueca (Centro) y en otros acomodados como El Viso (Chamartín), con numerosos extranjeros empleados en el servicio doméstico.

En el barrio de Prosperidad, también en Chamartín, predominan los dominicanos, igual que en Aravaca.

En Almendrales (Usera), Carabanchel Alto y Las Águilas (Latina), la comunidad inmigrante con más peso en el padrón municipal es la colombiana. En zonas acomodadas del distrito de Chamartín, como los barrios de Hispanoamérica, Nueva España y Castilla, los extranjeros con mayor presencia son los de países comunitarios como Italia y Alemania.Un caso especialmente curioso es el que se registra en el barrio de La Paz (Fuencarral), donde está situada la residencia sanitaria pública del mismo nombre, donde un 10% de los 989 extranjeros censados son japoneses.

También en el residencial barrio de Mirasierra (Fuencarral) se da una peculiar concentración de inmigrantes de Portugal (un tercio del total de extranjeros empadronados en la zona) ya que en él se encuentra el poblado chabolista luso de Pitis.

En el barrio de Simancas (San Blas), la décima parte de los 934 extranjeros censados proceden de Nigeria, según el registro municipal, y otro 10% de Bulgaria, lo que puede estar relacionado con la presencia en este barrio del único albergue de inmigrantes de la ciudad, regentado por Cruz Roja.

En la capital están empadronados 141.525 extranjeros, de los que el 12% proceden de países de la Unión Europea y el resto de países extracomunitarios. En un año, la inscripción de inmigrantes en el padrón ha crecido un 61%, según reveló el pasado lunes en los cursos de verano de El Escorial el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano.

El regidor de la capital reconoció durante su conferencia sobre inmigración en grandes ciudades que las administraciones públicas carecían de recursos suficientes para atender la llegada masiva de inmigrantes a la capital.

El Gobierno regional ha elaborado un plan de inmigración para ayudar a los extranjeros más necesitados mediante la construcción de nuevos albergues y la financiación de alquileres baratos durante al menos dos años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS