Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RENOVACIÓN DEL PSOE

Chaves afirma que se puede "gobernar" el partido con menos del 50% de los votos

La posibilidad de que el próximo secretario general del PSOE sea elegido en el 35º congreso con los votos de menos del 50% de los delegados es una hipótesis que empieza a tomar cuerpo. El presidente de la Comisión Política, Manuel Chaves, todavía confía en el que el próximo líder socialista obtenga "el mayor respaldo posible", pero dio unas cifras aproximadas de lo que puede ocurrir. "Si se puede gobernar un país o una comunidad con el 40% o el 44% de los votos no veo por qué no se podría hacer lo mismo en el partido". La dirección provisional del PSOE estudia el lunes las normas sobre la elección del secretario general, después de que Chaves haya recogido las opiniones de los líderes territoriales y de los candidatos.

La última palabra la tendrán los delegados al congreso ya que su primera tarea será aprobar el procedimiento para elegir al secretario general. El intento de la Comisión Política de arbitrar unas normas que prevean todos los escenarios posibles sigue adelante en el ánimo de que cuenten con el acuerdo máximo de los dirigentes territoriales y de los cuatro candidatos. Se trata de dejar pocos resquicios a que el congreso se empantane porque los delegados no se pongan de acuerdo en torno a las normas. Si previamente existe una mayoría consultada y conforme con las normas que sugiera la gestora las posibilidades de acuerdo en el congreso son más que probables. Lo cierto es que las declaraciones realizadas ayer por Chaves en Santiago de Compostela movieron a que los candidatos y otros miembros de la Comisión Política se hicieran una composición de lugar de por dónde pueden ir las sugerencias que el presidente andaluz formulará el lunes. Si ningún candidato obtiene el 51% que convencionalmente se ha ido manejando, la gestora arbitrará la fórmula para que no haya vacío o laguna. Es muy posible que el secretario general lo sea con un porcentaje no muy boyante habida cuenta de que los 998 votos van a repartirse entre cuatro.

"El señor Aznar gobierna con menos del 50% y yo mismo soy presidente de Andalucía con el 44% de los votos", dijo Chaves. "Si se puede gobernar un país o una comunidad autónoma con el 40% o el 44% no veo por qué no se podría hacer lo mismo en el partido", explicó. Momentos antes, no obstante, el presidente andaluz había reiterado su deseo de que el próximo secretario general tenga el mayor respaldo posible.

De estas consideraciones devinieron preguntas sobre si habría una doble vuelta para elegir al líder del partido. Pero Chaves no se pronunció. "Es tan democrática una votación en primera vuelta como en segunda", dijo remitiéndose a la decisión que tome la gestora el lunes, que deberá ratificar el congreso. El presidente andaluz consultó por la mañana con la dirección del PSOE gallego y por la noche hizo otro tanto con la ejecutiva de los socialistas vascos. Para el lunes habrá terminado la ronda que comenzó a principios de la pasada semana y consultará por segunda vez con los aspirantes.

La candidata Rosa Díez seguirá defendiendo hasta el comienzo del congreso la segunda vuelta, según confirmó ayer el responsable de su campaña, Luis Atienza, quien aseguró que esta tesis es compartida por "muchas federaciones" que "temen" que el "tercero y el cuarto puedan apoyar al segundo", dijo sin poner nombres. Matilde Fernández y José Luis Rodríguez Zapatero han sido sensibles en los últimos días a la propuesta de una segunda vuelta pero no tienen intención de ser beligerantes si se aprueba otra fórmula. Al menos esto es lo que indicó ayer a este periódico un portavoz autorizado de Rodríguez Zapatero. José Bono, por su parte, mantiene que "jamás" se presentará a una segunda vuelta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de julio de 2000

Más información

  • El presidente culmina este fin de semana las consultas sobre normas para elegir al secretario general