Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GREC 2000

Sèmola Teatre aborda su primer montaje con hilo argumental en '¿Bailamos?'

En los casi nueve meses de proceso creativo, el nuevo espectáculo de Sèmola Teatre ha pasado por estadios muy diferentes. ¿Bailamos? ha sido, por momentos, un espectáculo de danza, una obra de texto y una propuesta poética y visual. Finalmente, el montaje es un híbrido de todos estos elementos y da un paso más en la labor de experimentación desarrollada por la compañía.La propuesta, que aborda de forma descarnada el tema de la incomunicación, se presenta entre el 18 y el 23 de julio en el Mercat de les Flors.

¿Bailamos? es el primer espectáculo de la compañía que sigue un hilo argumental. Cinco personas, entre ellas dos parejas, circulan en un coche. El viaje se interrumpe cuando llegan a un paso a nivel con las barreras bajadas. Mientras esperan que el tren pase y les permita seguir su camino, empiezan a desatarse los conflictos entre ellos: los miembros de una de las parejas, con muchos años de relación a sus espaldas, están cargados de manías; los otros dos discuten por cosas tan triviales como qué música se sintoniza en el vehículo; la quinta persona no para de incordiar. De pronto llegan hasta ellos, caminando por la vía, dos personas que cambiarán sus destinos. Como en un juego, estos dos seres transportarán a los viajeros a un estado de ensoñación, y cada cual se acercará a sus deseos más íntimos y también más lejanos. Cuando las barreras se levantan por fin y la realidad vuelve a imponerse, los cinco ocupantes del coche descubrirán que su vida no va en la dirección adecuada y se cuestionarán si vale la pena seguir por el camino iniciado. En el intervalo habrá habido numerosos intentos de aproximación entre los personajes, invitaciones como las que sugiere el título, pero las maniobras de acercamiento nunca llegarán a cuajar.¿Bailamos? es un espectáculo ideado por Joan Grau, responsable también de la dirección. En ambas tareas, Grau ha contado con la colaboración de Ramon Simó. Además, la bailarina y coreógrafa Marta Carrasco ha aportado el asesoramiento coreográfico al montaje, interpretado por Llum Baraldés, Egbert de Jong, Rosa Galvany, Sandra Márquez, Carles Pujols, Montse Rodríguez y Joan Roura. Cada intérprete se expresa en su lengua materna, de modo que en el montaje puede escucharse holandés, inglés, francés, catalán y castellano. Este "cuento cruel con momentos de mucho humor", como lo define Grau, cuenta además con la participación en directo de la soprano Anna Argemí. Sèmola Teatre ofreció un preestreno del espectáculo en Vic, y lo estrenó después en Polonia con un enorme éxito. En septiembre lo mostrarán en Tàrrega. La agenda de la compañía está repleta de actuaciones en el extranjero. Sus responsables lamentan el desinterés que su trabajo despierta en Cataluña, y muestran su alarma porque "es un síntoma bastante claro de cómo está el panorama: todo lo que no sea teatro convencional y bienpensante no tiene salida", subraya Simó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de julio de 2000

Más información

  • El espectáculo se presenta en el Mercat de les Flors del 18 al 23 de julio