La Joven Orquesta prepara en Vitoria sus conciertos para este verano

Cuatro obras

Después de un fin de semana largo de ensayos por separado, ayer por la mañana la Joven Orquesta de Euskal Herria (EGO) permitió la asistencia a su primera prueba general, en la que interpretaron por vez primera el programa con el que se presentarán en las actuaciones de este verano. Tras este concierto tutti, como se denomina en el argot musical, los jóvenes intérpretes pasaron a corregir los errores con sus profesores de cuerda, en las distintas salas y aulas del Conservatorio de Música Jesús Guridi de Vitoria.Fue un buen comienzo, según reconoció el propio director de la formación, Juan José Ocón: "Estoy muy satisfecho con el resultado de este primer ensayo aunque, como es habitual, hay que resolver algunos problemas que hemos vistos tantos los profesores y yo como los propios músicos". Y es que la distancia que hay entre los miembros de la EGO y los de otras orquestas sinfónicas hay que buscarla sobre todo en la diferencia de edad y el ambiente correspondiente que se crea en los ensayos y no en la calidad interpretativa de los músicos.

Así se percibía ayer en un paseo por las distintas aulas donde, entre otras cuerdas, violonchelos, violas, violines, sección de viento de metal o de madera ensayaban por su cuenta. Junto con la atención impecable a los consejos de los profesores se mezclaban las risas y los comentarios propios de quienes apenas superan la veintena. Pero el sonido no tiene nada que envidiar al de una orquesta profesional. El currículo de la EGO lo confirma: con sólo tres temporadas de existencia (ésta de 2000 es la cuarta) ha participado ya en el Verano Musical de Segovia, certamen al que regresará este mes de julio, en la Expo 1998 de Lisboa o en la grabación de un disco en directo con Mikel Laboa y el Orfeón Donostiarra.

Después de estos ensayos, que progresivamente irán centrándose cada vez más en la orquesta al completo, la EGO ofrecerá cinco conciertos en los que interpretará las cuatro obras seleccionadas para este año: la Sinfonía número 8 de Dvorak; el poema sinfónico Moldava, de Smetana; seis piezas de Webern y Urraketak, del compositor guipuzcoano Mikel Mate. Esta última obra, inédita, ha sido seleccionada expresamente para que la presente con carácter de estreno mundial la Joven Orquesta del País Vasco.Los conciertos comenzarán el próximo 20 de julio en el Palacio Euskalduna de Bilbao, al que seguirán el Teatro Ateneo de Balmaseda (22 de julio), el Principal de Vitoria (24 de julio), el ciclo Jóvenes Orquestas de Segovia (26 de julio) y el Kursaal de San Sebastián (28 de julio).

Pero los aficionados y estudiantes de música tienen la oportunidad de disfrutar de los ensayos que durante esta semana y los primeros tres días de la siguiente va a realizar la EGO en el conservatorio Jesús Guridi. La entrada es gratuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de julio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50