Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RENOVACIÓN DEL PSOE

Rosa Díez se compromete a formar una ejecutiva socialista de integración

Rosa Díez afirmó ayer que no está en la carrera hacia la secretaría general del PSOE para pactar ahora con otros candidatos, sino para sumar esfuerzos una vez que el congreso elija al nuevo líder, y prometió una ejecutiva de integración, paritaria en cuanto a la presencia de hombres y mujeres y al reparto de responsabilidades. A la vez, advirtió de que los militantes saben que "se ha acabado el tiempo de la tutela". José Luis Rodríguez Zapatero abogó por "un cambio real y tranquilo" que supere "cualquier actitud de continuismo o ruptura".

Rosa Díez considera que su opción es la única que ha presentado una propuesta sobre el modelo de partido que desea la militancia y entiende que por eso ya es una alternativa ganadora. Ayer, en Valladolid, recalcó su intención de promover una ejecutiva que sume capacidad de representación, porque los acuerdos se han hecho en el pasado "familia con familia" y con ese sistema, adujo, "mucha gente se ha quedado fuera". "Yo haré un equipo de integración, cohesionado, paritario en el número y en las responsabilidades y vacunado contra la resignación", explicó, informa Francisco Forjas.Respecto al llamamiento realizado por Manuel Chaves, presidente de la comisión política, sostuvo que "la integración requiere votos y, después, sumar, y eso sólo se produce cuando el candidato tiene el 51% de los votos y le toca hacer un esfuerzo de integración".

Previamente, había declarado en la Cope que "lo más importanter para cualquier dirigente sería hacer lo posible por saber qué quiere la mayoría del partido, y a partir de ahí respetarlo y apoyarlo y no ponerse a aparentar sumar para diseñar un resultado que le guste a una u otra parte".

Díez afirmó también que su candidatura apuesta de verdad por "un tiempo nuevo". "No me entra en la cabeza", añadió refiriéndose a ella misma en tercera persona, "que la mayoría absoluta del partido haya optado por un modelo que Rosa Díez ha defendido en toda España y le encarguen que dirija ese modelo a una persona que o no sabe o no contesta". Y continuó: "No voy a retirar mi candidatura. La inmensa mayoría de los delegados va a ejercer el voto con absoluta autonomía porque saben que se ha acabado el tiempo de la tutela, que la transición dentro del PSOE ha terminado".

José Luis Rodríguez Zapatero, promotor de Nueva Vía y también candidato a liderar el PSOE, se comprometió en Palma de Mallorca a formar una ejecutiva federal "incluyente, que comparta un proyecto, no que reparta determinadas posiciones de poder", si es el elegido. Asimismo, defendió que "no se puede tener ningún temor al cambio. Hay que apostar por el cambio real, que antepone el proyecto y las ideas a las luchas de poder".

José Bono, que abrió una página web en Internet, manifestó en Tenerife que él tampoco aceptará acuerdos que supongan la retirada de su candidatura e insistió en que "es necesario que la autoridad y la autonomía nazcan de la mayoría de votos". "Si no", concluyó, "no seré secretario general".

La comisión política confía en lograr un consenso sobre el sistema de elección

El portavoz de la comisión política del PSOE, Máximo Díaz Cano, expresó ayer el optimismo de esta gestora respecto a que haya "un consenso básico" entre los candidatos a liderar el partido y los secretarios generales de las diversas federaciones sobre el sistema de elección del secretario general y de la ejecutiva federal en el congreso que comenzará el día 21. Las actuales discrepancias se refieren a si el nuevo líder debe ser elegido en una sola vuelta o en dos, en caso de no haber una mayoría clara en la primera, y sobre la conveniencia de elegir conjuntamente o por separado al secretario general y a la ejecutiva. Díaz Cano hizo ese comentario al término de la reunión que celebró la Comisión Política.Tras las entrevistas que ha mantenido con los cuatro candidatos a la secretaría general, Manuel Chaves, presidente de la gestora, emprenderá mañana una ronda de consultas con los secretarios generales de las federaciones que componen el PSOE, para lo cual realizará diversos viajes por España. La Comisión Política examinó ayer los preparativos del 35º Congreso Federal. A falta de catorce congresos provinciales, han sido aprobadas 6.039 enmiendas a la ponencia-marco, de las cuales 1.495 están dirigidas al capítulo dedicado al nuevo proyecto político.

La comisión política arremetió contra la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, por sostener ahora que el Gobierno no ha planteado que los pensionistas con ingresos más altos paguen una parte del recibo de sus medicinas. Díaz Cano, portavoz de la gestora, reprochó a Villalobos "falta de criterio y de rigor" y le recriminó por "lanzar globos sonda" para ver cómo responde la opinión pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000

Más información