Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANTONIO HERNÁNDEZ | DIRECTOR DE CINE

"Es difícil subsistir en el cine sin protección oficial"

Con sólo 26 años ya había producido dos películas, pero el éxito no le llegó hasta hace dos años con el film Lisboa. El director de cine Antonio Hernández (Salamanca, 1953) ha estado en Jaén participando en los encuentros organizados por la Diputación Provincial. Y ha hablado de la corrupción, que constituye el eje vertebrador de la película protagonizada por Federico Luppi, Carmen Maura y Sergi López. A su juicio, todas las personas que se ven implicadas en actos de corrupción buscan argumentos de todo tipo para justificar esta conducta. Ahora prepara una coproducción con Francia, en la que podría contar con la diva Catherine Deneuve.Pregunta. La visión que hace de la corrupción en la película Lisboa, ¿es real?

Respuesta. Sí, abordé la película desde el punto de vista de una mujer burguesa que descubre espantada que su familia está implicada en una trama de corrupción. Quisimos abordar el tema desde una visión real. Yo no he conocido a ningún malo que lo reconozca o una mala persona que confiese serlo. Todos los que manejan los intereses de los demás favoreciendo los suyos lo razonan muy bien. Hay siempre una justificación filosófica, moral, social, económica, política y hasta religiosa.

P. ¿Es una película de corte intimista?

R. Pensé en Lisboa para recuperar mi carrera como productor, y escribí un guión que fuera susceptible de rodar con un bajo presupuesto. La película es una historia muy cercana a todo el mundo, que conecta con el público más variado. Es una película íntima y donde se expone un punto de vista personal sobre la corrupción, que es la base de la película.

P. ¿Cuál es su próximo proyecto?

R. Estoy preparando una coproducción con Francia, en la que contaré de nuevo con Federico Luppi, Sergi López y, tal vez, podamos tener también a Catherine Deneuve.

P. ¿Cómo vislumbra el momento actual del cine español?

R. Probablemente la situación del cine español sea mejor que nunca. Hemos sido capaces de acabar con las españoladas y ahora se hace un cine de mucha calidad. El problema surge para poder colocar todas las películas en el mercado con ciertas garantías por la liberalización existente y la feroz competencia del cine norteamericano.

P. ¿Es pesimista?

R. No, pero tengo claro que es preciso cambiar muchas cosas y hábitos de la industria cinematográfica, entre ellas un mayor apoyo a la promoción. Tengo claro que sin protección oficial de las Administraciones es muy difícil subsistir en este mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000