Telefónica tiene un mes para presentar al Gobierno el catálogo de precios máximos

Telefónica tendrá que presentar un detallado catálogo de precios y servicios, según horarios y calidades, a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos antes de fin de mes. El catálogo será el punto de partida en el régimen de precios máximos para Telefónica que el Gobierno establecerá el 1 de agosto. De ser aprobados, serán la referencia para los próximos tres años, aunque el Gobierno los revisará anualmente y obligará a Telefónica a aplicar una rebaja igual al IPC menos un porcentaje. La Comisión de Telecomunicaciones propone una bajada media del 6% al 8%.

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) ha aprobado en su último consejo el informe elaborado para el Gobierno sobre el nuevo sistema de precios máximos para Telefónica que se empezará a aplicar a partir del próximo 1 de agosto. Según la legislación vigente, Telefónica tiene regulados sus precios, que son aprobados por el Gobierno antes de entrar en vigor. Para el resto de los operadores, los precios de los servicios son libres y lo seguirán siendo.El nuevo sistema de precios, que fue aprobado dentro del paquete de medidas urgentes de liberalización e incremento de la competencia de abril de 1999, establece que Telefónica deberá entregan un detallado catálogo de precios y servicios de referencia, que serán revisados cada año por la comisión delegada de Asuntos Económicos del Gobierno. La revisión, siempre a la baja, se hará atendiendo a una cesta de servicios de Telefónica previamente elegidos. La CMT ha propuesto que la rebaja a aplicar se ajuste al IPC de cada año más un porcentaje, para que al final los precios desciendan entre un 6% y un 8% cada año. El catálogo de precios que Telefónica debe presentar este mes al Gobierno antes de que se introduzca el nuevo régimen debería servir como referencia para tres años.

La operadora es reacia al nuevo sistema, ya que cree que los precios deberían ser totalmente libres, pero fuentes de la operadora han reconocido que aprovecharán la modificación para plantear de nuevo una subida de la cuota de abono mensual hasta cerca de 2.000 pesetas (ahora son 1.442 pesetas). Antes de autorizar esa subida, el Gobierno esperará a que Telefónica presente su contabilidad detallada para determinar si algunos servicios se prestan por debajo de costes.

La ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, confirmó ayer que el próximo 1 de noviembre entrarán en vigor las medidas liberalizadoras que introducen la competencia entre operadoras telefónicas y aseguró que "la factura del teléfono empezará a bajar en todo lo que son llamadas locales". En declaraciones a TVE, Birulés reconoció que "son la parte más importante de la factura". Adelantó que se establecerá el derecho de las familias a consumir hasta 600 minutos mensuales en llamadas metropolitanas por un máximo de 1.400 pesetas mensuales, es decir, un 70% más baratas que ahora. La ministra prometió que estudiará también medidas para bajar las llamadas de fijo a móvil.

Por otro lado, el Tribunal de Cuentas ha avalado, en líneas generales, la actividad de la Sociedad Estatal de Patrimonio II (SEP II) en 1995 y 1996, durante la oferta pública de venta de acciones (OPV) de Telefónica para su privatización. No obstante, el Tribunal apunta en su informe que el sistema seguido por SEP II para seleccionar las entidades que participaron en la OPV "no se ajustó a un procedimiento escrito que tuviera como objetivo garantizar la publicidad, transparencia y concurrencia". Afirma que la cuenta de pérdidas y ganancias no recoge las comisiones en que incurrió la entidad para realizar la OPV en 1995 (en concreto, 4.914 millones de pesetas), pero sí quedan plasmadas en la nota explicativa de los ingresos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS