Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TOUR 2000

Nubes y claros en el ONCE

La contrarreloj de Futuroscope encumbró a David Millar. Fue el protagonista del día. Pero en el terreno colectivo, el ONCE se llevó la palma. Sin duda se dejó ver. Para lo bueno y para lo malo. Porque le ocurrió de todo. Olano decepcionó. Jalabert aguantó el tipo con un buen tercer puesto. Cañada hizo pronunciar su nombre por primera vez fuera de la frontera de los Pirineos. David Etxebarria se cayó al suelo al intentar adelantar a Fagnini (Telekom) en una curva. Iván Gutiérrez se fue apagando en su debut en el Tour, aunque acabó en un digno 17º puesto...Muchos de los corredores de Manolo Saiz fueron objeto de algo reseñable durante la etapa. Incluso sus servicios meteorológicos particulares, que fallaron el pronóstico. Sí cayeron gotas en Futuroscope, pero no con el rango de lluvia ni tampoco en mitad de la prueba, sino antes de que saliera el primero.

De ese ONCE con nubes y claros, Saiz se quedó con la versión alegre: "Hemos hecho una buena contrarreloj. En cuanto al bloque, hemos estado bastante bien". Pero no pudo esquivar la inevitable pregunta: "¿Qué le ha pasado a Olano". La respuesta pareció franca. El guipuzcoano empezó bien, según Saiz, pero cuando viró en una curva y se encontró con un terreno menos cómodo, con el viento en contra, se frenó. "No ha tenido capacidad de sufrimiento y por eso ha llevado a partir de ahí dos dientes más grandes que Jalabert", argumentó el director del ONCE. El corredor no entraba tan a fondo en las explicaciones.

La peor parte se la llevó David Etxebarria. Se golpeó el hombro derecho contra la carretera y acabó maltrecho la contrarreloj. Pero acabó (el penúltimo clasificado). Hoy se espera que firme en la salida, aunque en el momento de la caída los testigos oculares -entre ellos Eddy Merckx, que le seguía casualmente en un coche de invitados- no lo hubieran creído. No tiene nada roto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de julio de 2000