Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona amplía en 2.000 m2 la playa nudista de la Mar Bella

Barcelona dispondrá de 2.000 metros cuadrados más de playa naturista en la Mar Bella. Será la ampliación de la playa nudista que ya funciona desde 1997 y que ahora se extenderá hacia Levante. La decisión se aprobó ayer en el comité de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona a propuesta de la cuarta teniente de alcalde y responsable del área de Sostenibilidad y Ecología Urbana, Imma Mayol. Casi hubo unanimidad, sólo Francesc Narváez, concejal del distrito de Sant Martí, hizo constar su desacuerdo.La oposición del edil a la playa nudista se manifestó ya en 1996, cuando el consistorio decidió trasladar el espacio para la práctica naturista de la playa de San Sebastián a la Mar Bella.

Un portavoz municipal señaló ayer que la ampliación es una cuestión de sensibilidad ya que durante estos años no se han producido incidentes de especial relevancia. Es habitual que compartan la playa bañistas desnudos con otros en traje de baño.

La actual playa nudista ocupa 3.600 metros cuadrados y tiene una capacidad máxima para 1.200 personas. Parques y Jardines construyó una duna artificial para resguardar a los bañistas de las miradas de los curiosos. La afluencia creciente de usuarios había dejado pequeño el espacio y distintos colectivos naturistas pidieron a la concejal Mayol que se ampliara el espacio. Una de las ventajas de efectuar la ampliación en el lugar actual es que la playa es ya conocida por los nudistas. Los 2.000 metros cuadrados más supondrán una capacidad para 700 usuarios. La zona se señalizará en los próximos días.

Inicialmente, los técnicos y la concejal Mayol se inclinaban por ubicar una segunda playa nudista al otro lado de las playas barcelonesas, después de las instalaciones del Club Natación Barcelona, donde se está construyendo el nuevo espigón. "Se trata de un espacio muy cercano al que históricamente habían utilizado los nudistas", explicaba ayer Mayol en referencia a la playa de San Sebastián.

Plaza pública

Esa localización, sin embargo, tampoco era del agrado de todos. Por ejemplo, socios y miembros de la junta del Club Natación Barcelona se oponían a que la nueva playa nudista estuviera tan cercana al espacio de las instalaciones deportivas, que son muy utilizadas por niños. La concejal del distrito de Ciutat Vella también había visitado la zona escogida inicialmente para la nueva playa naturista.

Los técnicos de Parques y Jardines y la concejal de ecologismo urbano fueron informados de que no era un emplazamiento adecuado porque cuando esté acabada la nueva bocana se construirá una plaza justamente encima de la zona que iba a ocupar la playa nudista. "En esas condiciones había que cambiar el sitio y pensamos que lo mejor sería prolongar el actual espacio en la Mar Bella hacia el Besòs", puntualizó la concejal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000