Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caja Rural ofrece una línea de crédito de 30.000 millones para modernizar los invernaderos almerienses

,La Caja Rural de Almería ha decidido poner a disposición de los agricultores almerienses 30.000 millones de pesetas para la modernización y mejora de invernaderos. La oferta se gestionará a través de créditos que, durante el primer año, estarán por debajo del precio del dinero. El objetivo de esta línea preferente de financiación es facilitar a los agricultores la consecución de una mayor producción y una mejora en la calidad de sus productos. Al mismo tiempo, les permitirá reducir el impacto medioambiental de sus cultivos conforme a lo que establecen las directrices de la Unión Europea.

"Creemos que el exceso de inversiones que se están realizando para crear nuevos invernaderos no es tan importante como invertir en la mejora y modernización de las instalaciones que ya existen. Con esto pretendemos sensibilizar al sector de que es más necesario mejorar la calidad que la cantidad de superficie de producción", explicó el director general de la Caja Rural de Almería, Juan de la Cruz Cárdenas.

95% de superficie

Aunque no existen estudios sobre cuál es la superficie de invernaderos que necesitan mejoras, De la Cruz Cárdenas estima que el porcentaje de instalaciones de cultivos bajo plástico que podría beneficiarse de la introducción de mejoras es de un 95%.

Con el fin de proteger los intereses del agricultor, esta línea preferente de financiación -Euribor más 0´50 puntos a partir del primer año- se pondrá a disposición de las actuaciones de modernización y mejora que sean realizadas por constructores e instaladores cualificados.

Los 30.000 millones que destinará la entidad en los próximos tres años a este plan de modernización de invernaderos se emplearán, principalmente, en la mejora de construcciones; instalación de sistemas de control de riego y de clima; recogida y transformación de residuos, y mecanismos para el ahorro de agua.

Se trata de que los agricultores puedan incorporar a los invernaderos que ya están explotando las tecnologías más avanzadas para mejorar la calidad del producto.

De esta línea especial de financiación se podrán beneficiar los titulares de explotaciones agrarias asociados a la Caja Rural que pretendan mejorar un máximo de cuatro hectáreas de invernadero y un mínimo de 0,3 hectáreas.

Aunque en principio la Caja Rural considera sufiencientes 30.000 millones, no descartan estudiar en un futuro una ampliación de esta cantidad si la demanda de créditos fuese mayor de la esperada.

Tras el anuncio de fusión con la Caja Rural de Málaga, ésta es una de las operaciones más importantes adoptadas por la entidad almeriense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000