Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP e IU pactan ampliar el parque del Manzanares en más de 3.000 hectáreas

Los ecologistas rechazan que se amplíe el parque a costa de que lo cruce el tren veloz

La futura irrupción del tren veloz a Valladolid por mitad del parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares (47.500 hectáreas) tendrá su compensación medioambiental. Los grupos parlamentarios de PP e IU han acordado, con el fin de reducir el impacto de las obras, ampliar esta zona natural en más de 3.000 hectáreas, divididas entre Miraflores de la Sierra, Soto del Real y Cercedilla. El trazado del tren veloz destroza una lengua boscosa del parque en Tres Cantos, discurre paralelo a la valla del monte de El Pardo y corta en dos, y a lo largo de más de 30 kilómetros, la zona protegida. La anchura de la infraestructura es de casi 60 metros. Su trazado va vallado, lo que impide que los animales crucen las vías de un tren que circula a más de 250 kilómetros por hora.Para compensar esta herida, PP e IU cierran en estos días los nuevos límites del parque. IU pretende que la mayor ampliación se lleve a cabo en Miraflores, mientras que el PP propugna que el crecimiento se produzca principalmente en Cercedilla y Soto. Ampliar el parque sólo en Miraflores, donde se sitúa la entrada a un túnel de 25 kilómetros, obstacularizaría las obras. Y el Gobierno regional no quiere choques con Fomento.

El grupo parlamentario del PP, con mayoría absoluta en la Asamblea regional, quiere que la ampliación sea menor de la propuesta por IU en Miraflores -dejando fuera las fincas por donde transcurrirán las vías del tren veloz a Valladolid- y más importante en la zona de pinares de Cercedilla y en las dehesas de Soto del Real.

Los populares recuerdan que el trazado definitivo del tren a través del parque aún no ha sido cerrado por el Ministerio de Fomento, "por lo que no sería lógico empezar a proteger fincas en Miraflores cuando por allí va a pasar una gran infraestructura", explica el portavoz de medio ambiente del PP, Roberto Sanz Pinacho.

El diputado del PP recuerda que el Ministerio de Fomento estudia al menos seis alternativas. Su elección dependerá de múltiples factores medioambientales y económicos. Este ferrocarril debe atravesar la sierra de Guadarrama mediante un túnel de más de 25 kilómetros, levantar gigantescos viaductos y sortear zonas intocables, incluido el monte de El Pardo.

Línea trazada

Julio Setién, portavoz de medio ambiente de IU, afirmó ayer que su coalición está dispuesta a aceptar algunos cambios en la ampliación propuesta en Miraflores de la Sierra. "No estamos cerrados al diálogo, pero tampoco se puede supeditar todo el crecimiento de un parque a una línea trazada en un despacho del Ministerio de Fomento", dijo.

Por su parte, la viceconsejera de Medio Ambiente, Paz González, explicó ayer que la petición de IU de proteger sólo fincas de Miraflores -el próximo día 22, Izquierda Unida presentará en la Asamblea una proposición de ley- "no es aceptable por ser demasiado corta". "Nosotros queremos más protección y estamos dispuestos a llegar a un acuerdo para meter terrenos muy interesantes, desde el punto de vista medioambiental, en Cercedilla y Soto del Real, pero lo de Miraflores tenemos que concretarlo más". González reconoce que la consejería ha mantenido ya conversaciones con los alcaldes de Miraflores y Cercedilla para tratar la ampliación y que empezarán en breve con el de Soto. Julio Setién considera que la inclusión de los robledales de Miraflores dentro de las zonas protegidas "es una oportunidad única". "En el parque regional no existen grandes masas de roble. Incluir entre los terrenos del parque los robledales de Miraflores es una cuestión urgente, porque se trata de una zona de altísimo valor ecológico que puede verse amenazada si no se les otorga la protección suficiente", señala.

Robles y pinos

Las fincas de Miraflores que IU quiere incluir están pobladas principalmente de Quercus pyrenayca (roble), Pinus sylvestris y encinar. En esta zona habitan también el buitre negro, el águila real, el milano y el búho real, además de mamíferos, anfibios y reptiles incluidos dentro de las especies protegidas.

Sanz Pinacho está de acuerdo con las apreciaciones de Setién, pero reclama más tiempo para cerrar los nuevos límites. "Tenemos un acuerdo de principio para ampliar el parque, pero IU no puede seguir presionando con este asunto. No pueden utilizar la ampliación como una herramienta contra el tren de alta velocidad, porque ahí no vamos a ceder", dice.

Por su parte, Ecologistas en Acción se mostró ayer partidario de las ampliaciones que defienden los grupos parlamentarios del PP e IU. "Estamos a favor de incluir los pinares de Cercedilla o las dehesas de Miraflores en el parque, pero eso no puede justificar nunca la entrada del tren de alta velocidad por mitad de esta zona natural o la construcción de una nueva variante en Soto del Real, tal y como propugna la Comunidad. Sí a la ampliación, pero no a unos costes tan altos", manifiestan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 2000

Más información

  • Se protegerán terrenos de Miraflores y Cercedilla