Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl, portero del Lleida, denuncia al entrenador Víctor Muñoz por agredirle en el vestuario

Raúl Ojeda, guardameta del Lleida, presentó ayer en la comisaría de los Mossos d'Esquadra una denuncia contra su entrenador, Víctor Muñoz, por una supuesta agresión ocurrida en el vestuario. La plantilla se negó ayer a entrenarse en solidaridad con el jugador, que fue atendido en el hospital Arnau de Vilanova de diversas contusiones y rasguños en la cara y en el cuello. El consejo de administración del club acordó abrir un expediente disciplinario a los dos protagonistas del incidente. Los hechos se produjeron el martes por la tarde después del penúltimo entrenamiento de la temporada, cuando el jugador le pidió explicaciones al técnico aragonés por unos comentarios despectivos hacia él supuestamente realizados ante terceras personas. Víctor Muñoz, que será presentado en los próximos días como nuevo entrenador del Villarreal, aceptó limar las diferencias existentes en su despacho, pero nadie podía imaginarse que la reunión acabaría a tortazo limpio.

Víctor Muñoz acusó a Raúl, el jugador más veterano de la plantilla, de ser un mal profesional y de explicar a los medios de comunicación algunos entresijos del vestuario. La conversación fue subiendo de tono hasta que jugador y técnico se cruzaron algunos insultos. Según hizo constar Raúl en la denuncia, en un momento de la acalorada discusión Víctor Muñoz se abalanzó sobre él y empezó a golpearle. El segundo entrenador, Miguel Rubio, y el preparador físico, Xavier Bartolo, intervinieron para separarlos. Dos horas más tarde, en una cena oficial del club, Víctor Muñoz le pidió perdón públicamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 2000