El Logroñés y el Recreativo, a SegundaB

La última jornada de la Liga de Segunda División, además de resolver el tercer equipo en ascender a Primera, solventó los dos equipos que se unirían al Toledo y el Atlético de Madrid en el descenso: el Logroñés y el Recreativo de Huelva. Se salvó el Getafe, aunque gracias a la nefasta temporada del Atlético de Madrid, que, con su descenso a Segunda, arrastró al equipo filial a otra categoría inferior pese a que no le hubiera correspondido por su posición en la tabla.De nada le sirvió al Logroñés despedirse de la categoría y de su afición con una victoria nada menos que ante un ascendido como el Villarreal. El equipo riojano ha puesto fin a un periodo de 16 años en las categorías profesionales del fútbol español, repartidos entre Primera y Segunda División. El futuro que le espera al Logroñés es bastante negro y si a lo largo de la temporada llegó a tocar con los dedos su desaparición, la pérdida de la categoría puede ser la puntilla para su sentencia definitiva.

El Logroñés jugó ayer en tres campos diferentes. Para permanecer en Segunda debía ganar al Villarreal, esperar a que el Recreativo de Huelva perdiera y que el Getafe no ganara. Las dos primeras premisas se cumplieron, pero el equipo madrileño no falló en Albacete.

El Recreativo dependía de si mismo para mantenerse en la categoría. Para ello tenía que ganar y así empezó el partido, pero el resultado final tuvo la cara para Osasuna y la cruz del descenso para el conjunto onubense.

Mejor suerte tuvo el Getafe y, por si hubiera dudas, se despidió con un triunfo en Albacete que le mantiene en la categoría que alcanzó la pasada temporada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS