Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suecia refuerza el optimismo

El cuerpo técnico de la selección destaca la evolución de Hierro, Mendieta y Valerón

José Antonio Camacho celebró ayer el partido que España jugó el sábado ante Suecia. Lo hizo entre dientes y con los ojos hinchados por el madrugón, en Go-temburgo. "El que diga que no hemos dominado a Suecia con holgura es que no ha visto el partido", sentenció antes de subirse al avión que trasladó a la selección a Holanda. El cuerpo técnico de España contenía un arrebato de optimismo después del partido amistoso más importante de los previstos para preparar la Eurocopa. "Quizá este resultado sea bueno porque por ocasiones deberíamos haber metido tres goles, y así seguiremos trabajando sin creernos nada", valoró José Carcelén, ayudante de campo de Camacho. El empate a un gol no impidió que las conclusiones resultaran alentadoras. Frente a Suecia, España no se desarmó nunca.Los jugadores se adaptan a sus puestos y a sus compañeros. Físicamente la respuesta fue mejor de lo esperada, según Camacho. Hay banquillo para mover de sobra. Y sobre todo, hay indicios de que en el torneo que comienza el próximo sábado la selección puede llegar muy lejos. La evaluación de los técnicos implica, sobre todo, a un puñado de futbolistas indispensables. "El amistoso contra Suecia no fue un experimento", aseguró Carcelén. "Intentamos hacer como si estuviéramos metidos en competición". Bajo esa afirmación, en la portería, Molina demostró que su jerarquía será vital. En el centro de la defensa, Hierro es la clave en pareja con Paco, Abelardo y, sobre todo, con Helguera. En el centro del campo no hay pareja más coordinada que la que forman Valerón y Guardiola. En el ataque, Urzaiz será el complemento regular de Raúl, que casi con certeza estará en el próximo amistoso, el miércoles contra Luxemburgo. Y en el banquillo, Mendieta es la pieza de oro. Su versatilidad, unida a su buen rendimiento ante Suecia le auguran muchos minutos en el torneo que está a punto de comenzar.

"Mendieta puede jugar en la banda derecha, en la izquierda y en el medio campo, y así lo ha hecho con nosotros en más de una ocasión. Es un futbolista valiosísimo para un entrenador y está en un gran momento", explicó Carcelén. El mediocampista diestro del Valencia reemplazará a Fran -que no tuvo una tarde brillante frente a Suecia- o a Etxeberria con mucha frecuencia durante la Eurocopa.

¿Pueden jugar Helguera y Hierro juntos?. A la cuestión, Carcelén responde que sí, que si se ha dicho que son incompatibles eso es algo que no comparte Camacho. "De hecho, en el descanso del partido contra Suecia nos planteamos la posibilidad de quitar a Paco para poner a Helguera en pareja con Hierro. Si no lo hicimos fue porque Hierro lleva dos meses sin jugar y estaba cansado. Pero que sean dos futbolistas con características similares no significa que sean incompatibles. Helguera se puede adaptar perfectamente a las funciones de un marcador, como Paco, y dejar que Hierro sea el que saque el balón jugado. Todo es cuestión de poner a los jugadores en el sitio adecuado y hacer que rindan al máximo según sus condiciones. Si uno baja, que el otro suba, y si uno tiene tendencia a irse hacia arriba hay que procurar ponerle junto a uno que guarde más la posición. Esto ocurre con Valerón y Guardiola".

Precisamente Valerón, que ha ofrecido un rendimiento desastroso en el Atlético, brilla en la selección, incluso a la hora de robar balones. Carcelén lo argumenta: "Porque en el Atlético no tenía quién le acompañara. No se puede pretender que un jugador marque, saque el balón desde atrás, canalice el juego, suba a rematar y además recupere la pelota... Pasaba con Gerard. Se decía que no hacía nada, y claro: no hacía nada porque si lo pones en la media punta y lo dejas solo... Ahora se ha probado que Gerard trabaja como el que más. Como Valerón, que cuando el equipo pierde la pelota baja al medio centro con Guardiola, y cuando la recupera, se mete entre líneas, cerca de los centrales rivales. También ayuda mucho a Guardiola cuando lo presionan, como en Suecia. Y lo hace con naturalidad. Sus movimientos no son consecuencia de lo que le hemos dicho que haga, sino de su instinto. Hay otros jugadores a los que les repites la misma idea diez veces y no la consiguen ejecutar".

Llegada al cuartel general

"La frente ya no me duele", bromeó ayer Paco, que el sábado despejó una lluvia de balones colgados sobre el área de España, en el partido contra Suecia. El central del Zaragoza habló en el aeropuerto de Gotemburgo, momentos antes de embarcar hacia Eindhoven, en Holanda. La selección dejó Suecia ayer por la mañana, después de madrugar con un sol que se levantó sobre el horizonte sobre las cuatro de la madrugada, debido a la latitud, de 57 grados norte, en la que se enclava el puerto de Gotemburgo. Desde ayer, España se concentra a mil kilómetros al sudoeste, en la localidad holandesa de Tegelen, y a 15 grados más de temperatura que en Suecia. En Tegelen, cuartel general de España durante la Eurocopa, el equipo preparará el partido contra Luxemburgo del próximo miércoles. Será el último amistoso de preparación de la Eurocopa.

José Antonio Camacho decidió conceder ayer una jornada de descanso a la plantilla, con orden de regresar al hotel de concentración para la cena, a las 21.00 horas. Hoy la selección retomará los entrenamientos, y la mayor incógnita a revelar será el estado físico de Raúl. Tiene el alta médica y sólo falta el visto bueno de Camacho para que juegue frente a Luxemburgo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de junio de 2000

Más información