Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH niega haber roto el pacto nacionalista en Guipúzcoa e insinúa que Sudupe trama un acercamiento a los socialistas

Euskal Herritarrok (EH) negó ayer que haya quebrantado su acuerdo presupuestario con PNV-EA por su postura sobre el peaje de la A-8. Sin embargo, el diputado general, el peneuvista Román Sudupe, insistió en que la coalición independentista "ha roto el compromiso al votar con el PP" en el pleno de las Juntas del pasado miércoles.El debate sobre la eliminación de los peajes ha desatado una controversia entre el Gobierno foral y EH que Sudupe ha aprovechado para desmarcarse de la coalición abertzale y tener las manos libres para la hipóptesis de buscar otros apoyos en esta legislatura. En este sentido, la juntera de EH Karmele Aierbe afirmó que Sudupe "puede tener la tentación de llegar a algo con el PSE", en contra del "deseo" de la dirección del PNV en Guipúzcoa.

La coalición se ofreció para mantener una "colaboración auténtica" con la Diputación, pese a que, según Aierbe, Sudupe "no quiere ningún tipo de acuerdo" con EH porque "está pasando por graves momentos".

El diputado general insistió en que la ruptura del acuerdo es "responsabilidad única de EH", que "se cree con todas las bendiciones para apoyar al PP y al PSE". En cambio, "pone el grito en el cielo y nos acusa de traidores si nosotros [PNV-EA] unimos los votos con el PP y el PSE", dijo Sudupe.

La crisis del pacto se produjo al apoyar EH una proposición no de norma popular que pide la gratuidad de la autopista Bilbao-Behobia (A-8). La formación independentista sostiene que "hay otras posibilidades de financiación más justas y acordes con el espíritu de la construcción nacional", mientras que Sudupe se ampara en que el acuerdo con EH incluía la creación de una ponencia que estudie "fórmulas para que la A-8 y la A-1 generen recursos propios".

El PSE anunció ayer en un comunicado que trasladará la decisión de las Juntas Generales sobre la gratuidad de la A-8 a todos los ayuntamientos afectados por esta decisión. "Los municipios implicados deben reclamar a la Diputación el cumplimiento de este acuerdo", afirmó el socialista Iñaki Pierrugues.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2000