PLENO DEL PARLAMENTO ANDALUZ

El presidente acusa al PP de "falta de rigor" por decir que es "imposible" que pueda cumplir sus promesas

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y la presidenta regional del PP, Teófila Martínez, mantuvieron ayer un cara a cara en la primera sesión de control al Ejecutivo de la sexta legislatura. Martínez, que se estrenaba en el Parlamento autonómico en las preguntas orales al presidente andaluz, afirmó que es "imposible" que Chaves pueda cumplir sus promesas electorales si no hay una modificación del presupuesto del año 2000. Es más, la dirigente del PP afirmó que sería necesario aumentar el capítulo de inversiones, sólo este año, en unos 130.000 millones de pesetas para hacer frente a estas promesas. Chaves replicó que tiene cuatro años por delante para sacar adelante todos sus proyectos y acusó a la dirigente del PP de actuar "con falta de rigor y de seriedad".La primera pregunta que formuló Martínez a Chaves en el primer pleno ordinario de esta legislatura da una idea de la estrategia de oposición que va a ejercer el PP en el Parlamento. La dirigente popular quiere controlar con lupa la aplicación de todas las promesas que hizo Chaves durante la campaña electoral y en su discurso de investidura. Así, en esta intervención directa con Chaves hizo una compilación de varios proyectos enunciados por el líder socialista y sacó la conclusión de que es "imposible" que los pueda cumplir por el escaso margen de maniobra que le dan los presupuestos andaluces de este año. En este sentido, recordó la promesa de que las habitaciones de los hospitales sean individuales o la de crear 10.000 plazas nuevas en residencias para mayores.

Más información

El presidente andaluz defendió que tiene toda la legislatura por delante para hacer efectivas sus promesas y, en cualquier caso, añadió que en los presupuestos de este año ya hay partidas para emprender estos proyectos. Chaves aseguró que cuando el año pasado su Gobierno elaboró los presupuestos de 2000 tuvo en cuenta alguna de estas iniciativas ya que estaba convencido de que iba a ganar las elecciones autonómicas, como así ocurrió el pasado 13 de marzo.

La dirigente del PP retomó su discurso de que Andalucía debe crecer "más deprisa" para alcanzar el nivel de las comunidades más ricas y de que este es el momento de acabar con las "vaguedades" en la acción del Gobierno. Chaves replicó con datos macroeconómicos y señaló que el crecimiento de la economía y del empleo en Andalucía es superior a la media nacional y europea y que la inflación de la región es menor a la media del conjunto del Estado. Añadió que las elecciones no se ganan con "vaguedades" y que siempre confía en la "inteligencia de los andaluces".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 2000.