Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelada una red acusada de grabar a clientes en dos prostíbulos

La policía ha detenido a 11 personas y ha desmantelado una red que supuestamente se dedicaba a grabar con cámaras ocultas los actos sexuales de los clientes de dos prostíbulos ubicados en el piso tercero izquierdo del número 23 de la calle de Goya, del barrio de Salamanca, según la Jefatura Superior de Policía. Entre los arrestados figuran el responsable de los dos locales, cuatro vigilantes y seis mujeres que ejercían la prostitución. Todos los implicados están acusados de un delito de violación de la intimidad.En el registro ordenado por el juzgado de guardia, los agentes hallaron un equipo completo de grabación y videoconferencia conectado con cámaras para cada habitación de la vivienda. Además, la policía encontró un módem, un disco compacto con conexión a Internet, seis monitores de televisión, un ordenador, varias cintas con grabaciones de actos sexuales, fotos eróticas, una lista con los nombres de los clientes, un informe de cada uno de ellos, 700.000 pesetas y varios teléfonos.

El caso salió a la luz tras la denuncia de un cliente que sospechó que había sido grabado. El hombre llegó incluso a arrancar la cámara que descubrió. También la policía había recibido las quejas de los vecinos del inmueble por las molestias que les ocasionaba la actividad que supuestamente se ejercía en el piso.

La policía investiga cuál era el destino de las grabaciones de los actos sexuales. Los agentes no descartan que pudieran difundirse por Internet. Los gerentes del prostíbulo tienen tres locales más de este tipo en Madrid, entre ellos uno situado en la calle de Atocha que ya fue denunciado hace tres meses por tres vigilantes privados que descubrieron una cámara oculta al acudir al local como clientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000