Garzón registra oficinas del BBV y la casa de Oliveró en relación con el 'caso Expo 92'

El juez Baltasar Garzón ordenó ayer seis registros en sedes bancarias del BBV en Madrid, y en los domicilios de Luis Oliveró (ex administrador único de Filesa, la empresa que financió ilegalmente al PSOE) y de su abogado Isidoro García Sánchez, así como el despacho profesional de éste en Barcelona, con la finalidad de encontrar la documentación que acredite las relaciones entre las sociedades Salimas (o Anstalt Salimas), Foxglove Ltd y Telemundi. El Tribunal de Cuentas estableció que Telemundi AG, domiciliada en Lucerna (Suiza) y luego transformada en Telemundi Europe B.V. cobró 6.500 millones en comisiones de la Exposición Universal celebrada en Sevilla en 1992. Ese dinero, según informa en su edición de hoy el diario Cinco Días, habría sido desviado por Oliveró al paraíso fiscal de Jersey.

Más información

Precisamente las comisiones de Telemundi son el único fleco que el juez Garzón sigue considerando delictivo tras la fiscalización de las cuentas de las sociedades estatales de la Expo 92. El sumario que tramita el magistrado de la Audiencia Nacional está bajo secreto, pero fuentes jurídicas han destacado que la medida era inevitable después de que la juez Teresa Chacón, titular del Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, que investiga las comisiones del AVE, hubiera remitido al juez de la Audiencia Nacional el resultado de una comisión rogatoria enviada a Suiza y que afectaba a Luis Oliveró y a sus sociedades fiduciarias.Los registros, que habían sido solicitados por la Fiscalía Anticorrupción, se llevaron a cabo simultánemente por efectivos de la Policía Judicial de Madrid y Barcelona, de la Guardia Civil, Agencia Tributaria, y las secretarías de los Juzgados Centrales de la Audiencia Nacional. A primera hora de la noche ya habían concluido y la documentación fue precintada con el fin de ser analizada a partir del próximo lunes.

Las comisiones judiciales, con la colaboración del BBV, se incautaron de numerosa documentación, especialmente listados de ordenador con los movimientos de las cuentas bancarias de Oliveró y de las sociedades fiduciarias que manejaba. Así los agentes entraron en la sede central del BBV y en su filial Privanza, un banco de inversión del BBV para las grandes fortunas. El juzgado tiene constancia que algunos de los desvíos de fondos al paraíso fiscal de Jersey se hizo a través de BBV Finance Jersey.

En el auto mostrado por las comisiones judiciales en las entidades bancarias se justifican los registros en la creencia de que existen "elementos probatorios de interés".

Imputado por Filesa

Oliveró, condenado a 10 años de prisión por el asunto Filesa, fue imputado por Garzón en el caso Expo el 3 de diciembre de 1999. El juez le considera implicado en delitos de malversación de caudales públicos, igual que su abogado Isidoro García Alonso, el ex comisario de la Expo, Jacinto Pellón y los responsables de Telemundi, Wolfgang Stein y Carlos Garcés.

La decisión del juez de la Audiencia Nacional se produjo pocos días después de recibir un informe provisional de los tres miembros de la Intervención General del Estado que ejercen como peritos contables, en la que relataban las dificultades para hacer la pericia debido a la falta de documentos, algunos de los cuales están en poder del Tribunal de cuentas.

El juez precisaba que es en el pago de las comisiones de Telemundi donde "se podría haber cometido un presunto delito de malversación de caudales públicos en el que habrían participado presuntamente los ya imputados Sres Pellón Díaz, Stein y Garcés; así como Luis Oliveró Capellades e Isidoro García Sánchez".

La imputación que se hace se deriva del análisis de los documentos que vinculan a los imputados con las sociedades Salimas (o Anstalt Salimas) Foxglove Ltd. y Telemundi. Los contratos señalan que Telemundi se obligaba a pagar el 6 % de todos los importes brutos recibidos, excepto los de la sociedad EXPO'92 y que los montantes netos serían pagados a razón del 2% a Foxglove y el 4 % a Salimas.

Administrador de hecho

El administrador de hecho de Salimas era Luis Oliveró y que recibió las cantidades en nombre de Salimas. el abogado Isidoro García Sánchez aparecía como la persona autorizada para disponer como apoderada de Anstalt Salimas en España.

Jacinto Pellón fue presidente de la sociedad EXPO 92. Wolfgang Stein era responsable de Telemundi Europa, y Carlos Garcés, de Telemundi España.

Oliveró fue citado como imputado ante Garzón, pero el ex administrador de Filesa se negó a declarar alegando que su imputación en el caso Telemundi tiene que ver con los mismos hechos por los que ya ha sido condenado por la justicia suiza y por los que se le imputan en el caso AVE, que se tramitan en el Juzgado número 39 de Madrid.

Oliveró ni siquiera compareció al primer llamamiento del magistrado de la Audiencia Nacional, alegando que se acogía al derecho a no declarar, pero el juez garzón volvió a citarle con el apercibimiento de llevarle conducido por la policía si se negaba a comparecer.

Ante la negativa a declarar, Garzón solicitó a la juez Teresa Chacón que le remitiese testimonio de la sentencia suiza. En la sentencia se oculta con la inicial G la identidad de la persona que se relacionaba con Oliveró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de mayo de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50