SANIDAD

Un informe achaca a un error la muerte de un paciente en Alzira

El paciente que falleció desangrado el 3 de agosto pasado durante una intervención de hernia de hiato practicada en el hospital de la Ribera (Alzira) murió por un error médico. Así lo aseguró ayer Antonio Estarlich, hermano del fallecido, tras haber tenido acceso a un informe médico solicitado por la juez que instruye el caso, María José Alepuz, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Alzira. Este estudio "viene a confirmar", siempre según el familiar, otro anterior que apuntaba que la causa del fallecimiento de Miguel Estarlich se produjo al diseccionarse la arteria aorta a causa de una "maniobra quirúrgica instrumental mal controlada". La dirección del centro -de titularidad pública y gestión privada- justificó el suceso, 20 horas después, como "una complicación propia de un acto quirúrgico consistente en una hemorragia intraoperatoria". La familia recuerda que los responsables médicos respondieron al pedirles explicaciones: "No creíamos que esa vena estuviera en esa zona". El hermano de Estarlich espera que la juez resuelva en breve tras culminar las diligencias y señala que en el caso de que la juez no estime la existencia de responsabilidad penal, recurrirán a la vía civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de mayo de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50