Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Última jornada de Liga

El Barcelona se gana la peonada

Los azulgrana se aseguran la segunda plaza de la Liga tras igualar dos goles del Celta

El equipo se negó a despeñarse, así que si el presidente y el entrenador han decidido irse, allá ellos, pero el Barça cerró la temporada con un resultado que le permite ganarse al menos la peonada y firmar la clasificación para volver a la Liga de Campeones, torneo en el que se estrella con estruendo últimamente. El marcador resultó un alivio para la hinchada azulgrana, pues que la Liga sería para el Deportivo se supo en el Camp Nou desde que comenzó la jornada. El asunto fue que el Celta tuvo al Barcelona en el desolladero hasta el descanso. Aturdidos como estaban los azulgrana en el arranque, al equipo de Víctor Fernández le bastó poco más de cinco minutos para decantar el partido en dos acciones que retrataron lo mal puesto que estaba el Barça: Tomás cogió a contrapié a Xavi, desplazado a la demarcación de lateral derecho, y Turdó se sacó un remate precioso tras darse la vuelta en el pico izquierdo de la frontal del área.Nada tuvo que decir el Barcelona hasta el segundo acto, momento en que atrapó en un santiamén un partido que se le iba por mal pintado y mal ambientado. A juzgar por la grada, medio llena y medio vacía, según se mire; a decir del palco, por donde no apareció el presidente, que ya ha dicho que se va; y a tenor de lo expuesto en la cancha, privada de Figo y Rivaldo, el Barça dimitió de salida.

BARCELONA 2-CELTA 2

Barcelona: Hesp; Xavi (Puyol, m.45), Reiziger, Frank de Boer, Zenden (Santamaría, m.45); Gabri, Guardiola, Cocu; Lítmanen (Sergi, m.80); Dani y Kluivert.Celta: Pinto; Vivas (Coira, m.70), Cáceres, Djorovic, Sergio (Mena, m.76), Juanfran; Makelele, Giovanella, Celades, Tomás; y Turdó (Belmadi, m.84). Goles: 0-1. M.28. Tomás regatea a Xavi con dos quiebros impecables y bate a Hesp sobre su salida. 0-2. M.35. Turdó remata desde fuera del área y con la zurda a la escuadra izquierda de Hesp. 1-2. M.46. Kluivert transforma un penalti por manos de Giovanella. 2-2. M.53. Kluivert cabecea una jugada preciosa de Dani por la banda. Árbitro: Brueno Grimal, aragonés. Mostró la tarjeta amarilla a Guardiola, Reiziger, Puyol, Tomás, Frank de Boer, Cocu, Lítmanen, Cáceres y Juanfran. Camp Nou: 60.000 espectadores. Núñez presenció el partido desde un despacho del Camp Nou. Santamaría, de 19 años, debutó en Primera.

La alineación de Van Gaal no auguraba nada bueno. Jugó un equipo desconocido, que se enredó a partir de un más o menos convencional 4-4-2, que ni cerró ni abrió el campo, para suerte del Celta, que transitó con calma al amparo de un colegiado que no dio ni una. El sentido del ridículo y la rechifla de la grada cambiaron la piel del Barça, que apareció en el segundo tiempo más combativo y mejor posicionado. Puyol le dio un punto de agresividad, Santamaría abrió al campo y Kluivert y Dani entraron a saco por el área. El empate se adivinó desde el primer minuto y si la victoria se le negó fue más por fatalismo y por el árbitro (le negó un gol a Dani) que por acierto ajeno, pues el Celta desapareció. Así que, por un día, el Barça cumplió con lo que se le exigía.

Núñez evitó el palco

"A mí no me vuelven a sacar pañuelos". Josep Lluís Núñez cumplió su palabra y ayer acudió al Camp Nou, pero prefirió evitar problemas y vio el partido por televisión, en una sala junto al palco. En su último encuentro como presidente del Barcelona, Núñez se ausentó del palco. Tras el encuentro acudió a los vestuarios para hablar con Van Gaal y para despedirse de los jugadores que en breve empezarán sus vacaciones.

El presidente del Barça no estaba dispuesto ni a propiciar división de opiniones ni a encajar otra pañolada como el día del Valencia, cuando se consumó la eliminación de la Liga de Campeones y se le pidió que echara a Van Gaal y que dimitiera. Tres días después Núñez comunicó su intención de dimitir, aunque finalmente lo que hizo en la junta directiva del pasado lunes fue convocar elecciones y anunciar que no se presentará a las mismas.

En la primera fila del palco estuvo ayer el vicepresidente de mayor rango del Barcelona, Nicolau Casaus, flanqueado por el alcalde de Barcelona, Joan Clos, y por el presidente del Celta, Horacio Gómez.

El público se manifestó a través de varias pancartas, la mayoría de ellas elogiando a Núñez y agradeciéndole su trayectoria en la entidad azulgrana como una en la que se leía: "Señor Núñez, siempre será el mejor presidente del Barça". Núñez departió en el antepalco del estadio con los componentes del equipo de balonmano que acudieron al estadio para ofrecer a la afición la Copa de Europa lograda tras ganar en la final al Kiel.

Valero Rivera, entrenador del equipo de balonmano y una de las primeras personas que supo que el presidente iba a dejar el cargo, manifestó que todos los títulos que consiga esta temporada se los dedicará a Núñez. Y por el momento, el equipo de balonmano ha ganado todas las competiciones en las que ha participado, seis, y tan sólo le queda por culminar la gesta en la final de la Liga en la que domina por 1-0 al Portland San Antonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 2000