PALEONTOLOGÍA

Un experto clasifica restos fósiles hallados en Morella

El catedrático de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid, José Luis Sanz, se trasladó ayer a Morella para confirmar la importancia del último hallazgo de restos fósiles de dinosaurios en una cantera de extracción de arcillas. Los huesos pertenecen en su mayoría al dinosaurio ornitópodo Iguanodom, pero, además, Sanz ha identificado entre estos restos la presencia de huesos de otra especie de dinosaurio así como de un cocodrilo y una tortuga carnívora, todos originarios del periodo Cretácico, hace más de cien millones de años. José Luis Sanz, uno de los paleontólogos más prestigiosos de España, ha reivindicado que Morella sea la sede de un Museo de Paleontología de la Comunidad Valenciana así como del Centro de Investigaciones Paleontológicas. Sanz considera que la ciudad de Els Ports, al igual que la comarca, poseen una amplia y variada riqueza de restos fósiles "que debe ser divulgada, protegida y estudiada".

Morella cuenta con la muestra museística Temps de Dinosaures, dependiente del Ayuntamiento, que resulta insuficiente y precisa mayores recursos y medios para la divulgación y conservación. El paleontólogo también se ha referido a la actuación de las empresas que realizan obras de cierta envergadura en zonas como Els Ports, destacando la sensibilidad, en este caso, de los promotores de las excavaciones en la cantera de arcilla que cuentan en su equipo con especialistas en paleontología.

Los últimos descubrimientos en Morella revalorizan la importancia de este patrimonio paleontológico que cuenta con el primer conjunto de dinosaurios de España más variado al integrar tres especies carnívoras y dos herbívoras, además de la presencia de huellas fósiles o icnitas. Además de los numerosos restos de Iguanodom, Morella alberga otras especies como los herbívoros Brachiosurus, uno de los mayores animales que ha existido en la tierra; el Nodosaurus, dinosaurio acorazado; y dinosaurios carnívoros como el gran depredador Megalosaurus y el pequeño pero peligroso Coelurus.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS