Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DAVID HARVEY GEÓGRAFO

"Hoy, el libre mercado viola los derechos humanos"

En el artículo 24 de la Declaración Universal de Derechos Humanos se afirma: "Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas". David Harvey, profesor de Geografía e Ingeniería Ambiental en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (Estados Unidos), sostiene que esta resolución no se cumple en millones de casos. "El libre mercado, tal como se aplica en estos momentos, supone una total violación de la Declaración de los Derechos Humanos aprobada por todos los países en 1948", afirma. "Creo que el problema no es que fallen las instituciones, sino que somos nosotros como individuos los que tenemos que mostrar nuestra preocupación y esfuerzo para que estos derechos se apliquen. Igual que Amnistía Internacional está realizando una labor de vigilancia de los derechos políticos, deberíamos tener movimientos asociativos paralelos que defendieran también los derechos de los trabajadores y denunciaran su incumplimiento".Pueden parecer extrañas estas teorías en boca de un geógrafo, y aún más si se tiene en cuenta que el contexto es el del arte contemporáno. Pero la cosa se aclara si se tiene en cuenta que Harvey participa hoy con una ponencia sobre Rentas de monopolio y mercantilización de la cultura en el seminario Capital financiero, propiedad inmobiliaria y cultura, que desde ayer y hasta mañana se celebra en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona.

Este profesor atípico -camiseta negra, gorra con visera y calzado deportivo- desarrolla sus ideas en su último libro, titulado Spaces of hope, en el que analiza diferentes propuestas de estilo de vida basadas en una organización sociogeográfica alternativa. El libro -cuya traducción al castellano publicará en los próximos meses la editorial Akal junto a una obra anterior, The limits to capital- analiza las diferentes propuestas alternativas al actual sistema de libre mercado. "Pero sin intención de definir una sola alternativa", afirma. "Lo primero es preguntarse qué ha pasado con las tradiciones utópicas. Conocemos los errores del pasado, pero parece que se ha olvidado que sin utopía no se puede establecer ninguna historia alternativa". En su opinión, lo que está claro es que "ya no habrá más utopías globales" y lo que hace falta es "encontrar los aspectos comunes en las distintas utopías que están surgiendo en todo el mundo". Afirma que hay numerosas iniciativas dispersas de carácter ecológico, político o ciudadano que no están articuladas.

En su conferencia de esta tarde, que confiesa que no tiene aún redactada "a la espera de lo que me haga enfadar el resto de ponentes", Harvey se centrará básicamente en "la diferencia entre la cultura entendida como una mercancía, que es lo que sucede actualmente, y la cultura como una manera de educación de la gente". Comparte la tesis de que "lo personal es político" y asegura que "en estos momentos no habrá un cambio global sin cambios a escala local". Por eso, concluye, sólo si los seres individuales se consideran parte del colectivo y deciden intervenir a su escala podrá haber cambios en el actual sistema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de mayo de 2000