FÚTBOL La resaca de la jornadaEL PERSONAJE

El holandés más rentable

Makaay, con poco ruido, se ha convertido en el gran goleador del líder

El holandés más silencioso, el tapado, siempre en segundo plano, escondido tras el ruido provocado por compatriotas como Seedorf, Hasselbaink o, por supuesto, Van Gaal, se ha convertido en uno de los personajes de moda de la Liga española. Olvidado Seedorf, desactivado Hasselbaink por el descenso del Atlético, y sentenciados momentáneamente Van Gaal, Kluivert y compañía por los pañuelos del Camp Nou, el papel de holandés más valioso de la Liga española ha pasado a manos de Roy Makaay, de 25 años, el máximo goleador de la segunda vuelta y el jugador más empeñado en sostener al Deportivo en el liderato, como demuestran los seis goles que ha conseguido en los últimos seis partidos.Makaay pudo ser del Barça, el máximo rival del Depor, el verano pasado, cuando fue ofrecido a Van Gaal. El Tenerife, su anterior club, estaba dispuesto a venderle por el que luego resultó módico precio de 1.300 millones de pesetas. Pero Van Gaal consideró que su clan de los holandeses en el Barça ya tenía suficientes miembros, quizá por aquello de que con ocho basta, y rechazó al delantero. Prefirió a Dani, el primer jugador español llegado al Camp Nou bajo su mandato.

Más información
El partido maldito de Hasselbaink
Fútbol y vínculo

El Deportivo se hizo fuerte en la puja frente al Celta y se llevó a Makaay, un futbolista más recordado en Tenerife por su apego a mandar el balón a los palos (12 veces en la temporada 98-99) que por sus goles, 14 esa misma campaña, que no evitaron el descenso del club canario. Y la primera aparición oficial de Makaay con la camiseta del Deportivo no pudo ser más espectacular: en la jornada inicial de Liga, el Deportivo castigó al Alavés (4-1) y tres de los goles llevaron la firma del nuevo fichaje.

Dieciocho goles más ha conseguido desde entonces, lo que eleva el total a 21, de los que 12 llegaron en la segunda vuelta del campeonato y sólo cuatro lejos de Riazor, donde Makaay se empequeñece al ritmo que lo hace su equipo, un Deportivo con superávit de goleadores -Turu Flores, Pauleta, Djalminha o Makaay-, en el que este último se ha elevado por encima de todos. No se le ha olvidado aquello de mandar el balón al poste, cuatro lleva, pero su puntería ha mejorado tanto que Kluivert y Hasselbaink le miran de reojo por aquello de que cada vez hay más candidatos para marcar los goles de Holanda en la Eurocopa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS