Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Liga de Campeones

"Sí, sí, sí, nos vamos a París"

A medida que se acercaba la hora del partido, la ciudad de Valencia entraba en un proceso de ebullición que tuvo su máxima expresión en las calles más cercanas al estadio, completamente colapsadas varias horas antes del partido. Valencia vivió la cita como un día de fiesta grande y en la megafonía del estadio sonaba sin parar El probe Migue en un intento de volver a captar el ambiente mágico que acompañó al Valencia a ganar la pasada Copa del Rey en Sevilla, el 26 de junio, ante el Atlético de Madrid. El ambiente en Mestalla era como si tratara de una final, sin tener en cuenta la hinchada que todavía restan 90 minutos. El público, quizá pensando en el apoteósico 5-2 al Lazio, quería que su equipo resolviera la eliminatoria por la vía rápida. Recibió a sus jugadores como a héroes cuando llegaron al estadio varias horas antes del inicio del choque.

Jorge Valdano, Jean Pier Papin, Arrigo Sacchi, Aimé Jacquet, José Antonio Camacho... La lista de personajes insignes del mundo del fútbol era inagotable y unos 500 periodistas acreditados tratarían de contarlo a cerca de 34 países.

El palco de Mestalla reflejó la expectación que levantó el encuentro. Eduardo Zaplana, presidente de la Generalitat Valenciana; Josep Piqué, ministro de Asuntos Exteriores; José Bono, presidente de Castilla-La Mancha, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, presenciaron el partido, entre otras muchos personajes.

La primera parte respondió a las expectativas que se habían creado. El público vibró de lo lindo con el trepidante inicio de partido. Vibró con Angulo, un jugador que marcó dos goles en la primera parte y provocó el penalti que supuso el tercer gol del Valencia. Angulo, chico para todo, a la sombra esta temporada de los Gerard, Mendieta y Farinós, codiciados por el fútbol italiano. Angulo acaba explotando todas las temporadas, bien de centrocampista o de delantero. Como con Ranieri el pasado ejercicio, Angulo se ha ganado a pulso un puesto en el equipo esta temporada.

El encuentro no perdió un ápice de interés en la segunda parte. La grada celebró cada acción del Valencia. Mestalla no paró de animar a su equipo; la grada fue un acicate continuo para el conjunto valencianista, que sintió el aliento de sus seguidores hasta el final.

"La història de esta casa vos ha reservat la página més gloriosa. París, 24-5-2000". Esta pancarta desplegada por la peña Gol Gran saludó a los jugadores del Valencia cuando éstos salieron a calentar al terreno de juego. Más tarde, un espectacular mural frente a la grada de tribuna recibió al conjunto valencianista. En el mismo se podía leer Get it (consíguelo). El Valencia cumplió con creces. Pero todavía quedan los 90 minutos del Camp Nou. Todavía queda mucho para llegar a París, pero la afición valencianista está impaciente: "Sí, sí, sí, nos vamos a París".

En el encuentro de vuelta, por cierto, no estará Gabri, que tras recibir ayer una tarjeta amarilla se perderá el partido por sanción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2000