Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un accidente mortal causa colas kilométricas en la N-II

Un accidente mortal en Jorba causó ayer largas retenciones hasta el mediodía en una de la carreteras más transitadas de Cataluña, la Nacional II, y con uno de los índices de mortalidad más altos de toda España.Eran las diez de la mañana cuando dos vehículos chocaron frontalmente en el kilómetro 545 de la carretera en un tramo, entre Igualada y Santa Maria del Camí, donde aún no está construida la autovia. El resultado fueron una joven muerta, Judit G. G., de 25 años y vecina de Linyola (El Pla d'Urgell), y tres heridos de distinta consideración: J. M. M. M., de 40 años, de pronóstico grave; M. P. M. R., de 32 años, herida leve y A. S. M., de 5 años, con heridas de carácter leve. En el accidente se vieron implicados un Volkswagen Golf, matrícula L-6219-T, que, según informó la Guardia Civil, invadió el carril contrario en una curva y chocó frontalmente con un Seat Toledo, matrícula L-6456-AD. Como consecuencia del impacto, Judit G. G., conductora del Golf, quedó atrapada dentro del vehículo. Cuando fue rescatada ya había fallecido. Los heridos, ocupantes del Seat Toledo, fueron trasladados en ambulancia al Hospital General de Igualada.

El accidente obligó a cortar la N-II durante casi media hora y originó colas kilométricas en los dos sentidos. Alrededor de las once de la mañana se dio paso alternativo a los vehículos, mientras se retiraban los coches accidentados de la calzada, pero a las dos de la tarde aún había ocho kilómetros de cola en dirección a Lleida.

El de ayer fue el tercer accidente mortal que se produce en la N-II entre Igualada y Cervera en el último mes con un resultado de cinco muertos y cinco heridos. También han ocurrido otros accidentes en los que nadie resultó herido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2000