Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lacra de los accidentes

En 1996 murieron en España 1.304 trabajadores en accidente laboral; en el año 1997, 1.454; en 1998, 1.491; en 1999, 1.572; y en el primer trimestre de 2000, 261. Un proceso de aumento continuado que también se traslada al conjunto de los siniestros con baja: los 616.237 registrados en 1996 han pasado a ser 867.772 el año pasado, lo que supone un alza del 40,8%. Ese proceso de empeoramiento de la siniestralidad no se ha frenado con la Ley de Prevención de Riesgos. La norma es homologable a las del resto de miembros de la Unión Europea, pero no las cifras. Una de cada cuatro muertes por accidente laboral en la UE se produce en España.

Los datos de la Organización Internacional del Trabajo reflejan que España tiene una tasa de accidentes similar a la de países en vías de desarrollo o subdesarrollados como India, China, los antiguos países socialistas europeos o los de América Latina y Caribe.

Con una excepción. Aragón ha logrado reducir los siniestros con un plan de prevención y de respeto a la ley, aplicado de común acuerdo por la administración, la patronal y los sindicatos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de mayo de 2000