Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa a la Generalitat de ser "hostil" con la Fira

El presidente del PP de Cataluña, Alberto Fernández Díaz, acusó ayer a la Generalitat de estar actuando "con hostilidad" hacia la Fira de Barcelona por las declaraciones que realizó el consejero de Industria, Antoni Subirà, que cuestionó la necesidad de que el metro llegue al recinto de la feria de Montjuïc 2. Para Fernández Díaz, se trata de unas afirmaciones "impropias" de un miembro del Gobierno catalán al que le reclamó "responsabilidad". El dirigente popular enfatizó que el Gobierno catalán debería "dejar de poner condiciones" y empezar a "hablar de las aportaciones que tiene que realizar para que la Fira siga siendo un motor económico de Barcelona y Cataluña". Fernández Díaz insistió en que en todo lo relativo a la Fira "la Generalitat debe actuar con responsabilidad y no con hostilidad".

El consejero Subirà realizó unas manifestaciones en las que condicionaba llevar el metro hasta el recinto de la Fira de Pedrosa, en L'Hospitalet. Según el consejero, es prematuro hablar de la prolongación de la línea 2 del metro hasta la Fira -una de las condiciones del Ayuntamiento de Barcelona que negocia la incorporación de la Generalitat en el órgano ejecutivo de la Fira-cuando no se sabe qué futuro tendrá esa institución. Y puso como ejemplo la eventualidad de que dentro de unos años las ferias igual son virtuales por lo que, en su opinión, no sería necesario construir un metro. Ayer, el consejero aseguró que esas declaraciones "fueron sacadas de contexto".

El presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Santiago Fisas, replicó al consejero que "no se puede esperar a saber si las ferias serán virtuales para estudiar la llegada del metro que debe llegar, como pasa en todos los países o ciudades con ferias importantes". Desde el PP se criticó la actitud de Subirà "por escudarse en las tecnologías" y no afrontar las inversiones que el PP entiende que tiene que hacer la Generalitat.

También terció en la polémica el consejero de Política Territorial, Pere Macias, que advirtió que la entrada de la Generalitat en la Fira de Barcelona "no puede estar condicionada" por la ampliación de una línea de metro. Según declaró el consejero, "la Generalitat entrará en la Fira de Barcelona si puede compartir los objetivos estratégicos", que se han de recoger en un plan aún por diseñar.

"La Fira necesita un plan estratégico, y las condiciones para la Generalitat han de ser las del plan estratégico de la Fira; lo importante es definir las condiciones estratégicas", resumió Macias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 2000