Los diputados jóvenes quieren que el líder del PSOE sea Rodríguez Zapatero

Varios diputados de entre los más jóvenes del Grupo Socialista han empezado a organizarse para tener un papel relevante en el próximo congreso del PSOE, donde postularán a uno de ellos, el diputado leonés José Luis Rodríguez Zapatero, como próximo secretario general. Ese colectivo, del que están implícitamente excluidos los miembros de la ejecutiva federal saliente, ha decidido abrirse a otros políticos, ajenos al Parlamento y desconocidos para la mayoría de ciudadanos, para recabar apoyos a su manifiesto político.

En las últimas 72 horas una quincena de diputados socialistas ha mantenido reuniones para ver si se dan las condiciones para convertirse en un grupo de influencia con vistas al 35º congreso del PSOE de julio, tras una primera llamada de Trinidad Jiménez, asesora de política internacional del PSOE y promotora del colectivo. Todavía no han decidido el nombre del grupo pero va tomando cuerpo el de Jóvenes Turcos o Nueva Vía, aunque, de manera informal, algunos lo denominan "el grupo de Trini".Sus promotores mostraban ayer gran satisfacción por la respuesta que están notando fuera y dentro del grupo parlamentario. La mayoría de los nuevos diputados del PSOE -el grupo se ha renovado casi en un 40%- se muestra dispuesto a entrar en ese colectivo en el que se habla de nuevas ideas, nuevos proyectos, modernidad y voluntad de interpretar el mensaje que han recibido de los ciudadanos con la derrota electoral, según algunos de los autores del documento que quieren tener listo el 10 de mayo y que entregarán a la comisión que preside Manuel Chaves.

Candidatos

Los partidarios de Rodríguez Zapatero se muestran dispuestos, si finalmente sale elegido otra persona, a intentar que su parcela de poder se traslade tras el congreso a la dirección del grupo parlamentario. De momento sólo es claro aspirante el presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, aunque oficiosamente, pero con toda verosimilitud, se cita a la eurodiputada Rosa Díez.

Rodríguez Zapatero ha sido durante los últimos cuatro años vocal de la ejecutiva federal pero sus compañeros consideran que al no haber tenido una responsabilidad concreta no puede considerársele del núcleo que acompañó a Joaquín Almunia en la toma de decisiones. Con él trabaja estrechamente el diputado salmantino Jesús Caldera y junto a ellos los parlamentarios Germà Bell, Juan Fernando López Aguilar, Antonio Cuevas, Rafael Estrella, José Segura, Víctor Morlán, Arantxa Mendizábal, y Micaela Navarro, entre otros. Después de Semana Santa empezarán a unirse militantes del partido ajenos al Parlamento.

Aunque la mayoría de los citados están en torno a los 40 años hay otros que los superan ampliamente ya que sus promotores reconocen que el perfil de todos los que están acudiendo a su llamada no responde estrictamente a una determinada edad sino a gente con experiencia política pero que no es conocida. En suma, según expresión de algunos de ellos, que no están "quemados". A pesar de que la relación entre muchos de ellos con los miembros de la ejecutiva federal saliente es excelente, e incluso comentan con algunos esta iniciativa, reconocen que en su proyecto no cuentan con ellos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La dirección del grupo parlamentario, encabezada por Luis Martínez Noval y María Teresa Fernández de la Vega, no ha tenido reacción alguna ante los movimientos de esos diputados. Tampoco la comisión política ha puesto objeción alguna, ya que en estos momentos se asume por esos órganos de dirección del PSOE que todos los que quieran tener protagonismo en el próximo congreso deben moverse ahora. Eso sí, lo único que espera la comisión política es que los proyectos les sean remitidos.

Empieza a haber un número considerable de grupos de militantes y cuadros del PSOE que trabajan en documentos y alternativas y todos ellos con voluntad de no ser excluyentes sino de converger si es posible con la ponencia marco de la comisión política. Los primeros han sido los extremeños y les seguirán en los próximos días los andaluces.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS