Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas malagueños están molestos porque el PA se mantiene en Turismo

La decisión del PSOE andaluz de dar de nuevo al Partido Andalucista (PA) la Consejería de Turismo y Deportes ha vuelto a provocar cierto malestar entre algunos dirigentes socialistas malagueños. Oficialmente no habrá voces discrepantes, pero algunos dirigentes consultados no han ocultado su incomprensión con que el PSOE no se quede la gestión de un sector tan vital para la economía andaluza y, de manera muy especial, para Málaga.

Ya en la anterior legislatura, en el PSOE de Málaga no sentó demasiado bien que en el anterior gobierno conjunto el PA asumiera la gestión del turismo e incluso lo llegó a interpretar como un falta de sensibilidad hacia la provincia, toda vez que el propio partido había reclamado la creación de una consejería específica. Además, los socialistas malagueños estaban convencidos de que se trataba de un área de poder con mucha proyección, como posteriormente se ha demostrado. El PA, de hecho, basó parte de su campaña electoral en rentabilizar el trabajo de los últimos cuatro años en este departamento, donde además pudo gestionar unas partidas económicas importantes.

Tras la experiencia anterior, el PSOE de Málaga contaba con que en el nuevo gobierno no se cedería esta parcela de poder e incluso han presionado a la ejecutiva regional para que turismo quedara en manos de un dirigente del partido, a poder ser un consejero vinculado a la provincia malagueña. Algunos dirigentes malagueños incluso plantearon que se entregara al PA la Consejería de Cultura, en vez de Turismo, aunque esto también levantó reticencias porque era poner en manos de los andalucista el desarrollo del proyecto emblemático del presidente Manuel Chaves en la provincia de Málaga: el futuro Museo Picasso.

En el PSOE de Málaga se insiste en resaltar las bonanzas del acuerdo de Gobierno alcanzado con el PA, pero no se oculta cierta decepción por no gestionar la consejería de Turismo. El presidente de la Diputación, Juan Fraile, ha considerado "lógico" mantener el acuerdo de la anterior legislatura, pero también que la consejería de Turismo era "apetitosa para que tuviera al frente a un malagueño". También el diputado autonómico y secretario de política municipal del PSOE de Andalucía, Rafael Centeno, ha reconocido que le gustaría que el departamento estuviera dirigido por un socialista malagueño.

Aunque la Consejería de Turismo y Deportes se creó a petición del PA en la anterior legislatura, Manuel Chaves estaba decidido a mantenerla incluso en un gobierno en minoría. Así lo anunció el pasado 10 de febrero en un encuentro con empresarios del sector en Mijas, donde reconoció la consejería "había dado buenos resultados, por lo que creo absolutamente razonable que se mantenga". Chaves si hizo algunas promesas para el sector en Málaga como un Centro Integral de Formación Turística y el Centro de Formación de Emprendores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 2000

Más información

  • Respaldo oficial al reparto del Ejecutivo