Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:IGNACIO M. DE PISÓNESCRITOR

"Es muy difícil escribir sobre la guerra sin hablar de la paz"

El Premio Torrente Ballester de su libro Nuevo plano de la ciudad secreta, así como el éxito cinematográfico de Carreteras secundarias, dieron a conocer a Ignacio Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960) como una de las plumas más amenas e interesantes de la narrativa española actual. Su última obra, Una guerra africana, vuelve la vista sobre el desastre de Annual.Pregunta. ¿La novela sobre la guerra africana es pacifista?

Respuesta. Creo que, de algún modo, todas las novelas que tratan sobre la guerra lo son. Es muy difícil hacer una novela sobre la guerra sin escribir sobre la paz. Alguien ha evocado, a propósito de una guerra africana, aquella visión pacifista que Kubrick plasmó en Senderos de gloria. Algo de eso sí que tiene.

P. ¿Por qué la novela española de corte histórico es tan reacia a abordar el pasado reciente?

R. Mi proyecto no era tanto el de una novela histórica, más bien quería hacer una novela de aventuras, en un contexto determinado: aquel Annual en el que entre 10.000 y 15.000 soldados perdieron la vida. Con la distancia que dan los años, se ve como algo muy remoto y, en todo caso, aquello fue un disparate. Pero no quise hacer exactamente la denuncia de una guerra injusta, sino contar simplemente la aventura de un soldadito español que se ve metido en ella.

P. ¿Novela de aventuras equivale en el mercado actual a novela juvenil?

R. En mi caso concreto, sólo quiero distinguir entre las novelas que edita Anagrama, dirigidas a un público adulto, y las que hago para FM, que pueden llamarse juveniles. O sea, distinguir al Pisón que escribe novelas que tienen que ver consigo mismo, del que hace novela de aventuras...

P. Esta última novela es producto de una larga investigación.

R. Creo que leí todo lo que he podido encontrar sobre la guerra de África. En aquel momento, los que lograban volver publicaban sus testimonios. Y entre ellos hubo muchos universitarios movilizados, incluso literatos en cuya tradición me gustaría meterme: son Ramón J. Sender, Arturo Barea y José Díaz Fernández.

P. Tras la buena acogida de Carreteras secundarias, ¿planea la idea de otra una película?

R. Sí, en un momento dado ideé Una guerra africana más como el guión de una película que como novela, y creo que en el resultado final queda un rastro de esa idea. En la novela, lo visual es muy importante, cuento cosas directamente con imágenes.

P. ¿Qué le queda por hacer para realizarse plenamente como escritor?

R. Antes he hecho teatro y artículos de opinión, pero en ninguno de los dos géneros me he sentido muy a gusto. Me satisface mucho hacer lo que hago, cuentos, novelas y crítica literaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2000