Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fiscales del Supremo critican la actuación de Cardenal en el 'caso Ercros'

La Junta de Fiscales del Tribunal Supremo, que se reúne todos los jueves, contó ayer con la inusitada asistencia de una treintena de fiscales que apoyaron una decena de contundentes intervenciones críticas dirigidas al fiscal del Estado, Jesús Cardenal, por haber relevado del caso Ercros a Bartolomé Vargas, quien proponía inculpar al ministro Josep Piqué por supuesto delito de alzamiento de bienes. Tras una agitada junta, Cardenal aceptó la convocatoria del Consejo Fiscal reclamada por las asociaciones. La reunión se celebrará el día 13.

La Junta de Fiscales del Supremo, que se reúne los jueves, suele tener un orden del día rutinario sobre las estadísticas de la semana en los diversos órdenes jurisdiccionales. Ayer, sin embargo, Cardenal se encontró frente a una treintena de fiscales que le demandaban explicaciones y que le dirigieron severas críticas por el relevo del fiscal Bartolomé Vargas en el caso Ercros.El polémico relevo de Vargas fue sacado a colación por el fiscal jefe de lo Penal, José Aranda, quien ratificó que él había adoptado la decisión de presentar el contrainforme que exonera a Piqué y que sugiere que el caso se reenvíe a Barcelona. Pero el verdadero defensor de Cardenal fue el teniente fiscal del Supremo, recientemente ascendido, José María Luzón. Cardenal sólo intervino para hacer algunas puntualizaciones o para pedirle a Luzón que las hiciera por él. Tras estas intervenciones se sucedieron las críticas a las actuaciones de Cardenal en el caso Ercros.

Jesús Bernal Valls, jefe de la Sala de lo Civil, y Juan José Martín Casallo, jefe de la Sala de lo Social, consideraron incorrecto el camino seguido para relevar a Vargas. Bernal llegó a presentar una protesta formal a Cardenal.

El jefe de la Inspección, Juan José Martínez Zato, abundó en que no era correcto el planteamiento de que la Junta de Fiscales de la Sección Penal funcionase autónomamente como si fuese ajena a la Fiscalía del Supremo: "Cuando surge un conflicto, lo tiene que resolver el jefe, y ése no es el fiscal jefe de lo Penal Aranda ni el teniente fiscal Luzón, sino el fiscal general del Estado", dijo.

En la misma línea que Bernal y Martín Casallo, Martínez Zato criticó que no se hubiese dado opción al fiscal de Ercros para hacer uso de las previsiones de los artículos 23, 24, y 27 del Estatuto del Ministerio Fiscal para obviar la consulta al Consejo Fiscal o a la Junta de Fiscales de Sala, posibilidad que tienen los fiscales cuando se les dan órdenes que consideran contrarias a las leyes. Bartolomé Vargas fue relevado cuando le pidió a Cardenal la orden por escrito para poder pedir que se pronunciase la Junta de Fiscales de Sala, según el artículo 27.

También expresaron sus críticas Pilar Valcárcel -una de las nueve que votó a favor del informe de Vargas-, Javier Huete y Miguel Colmenero, antiguo portavoz de la conservadora Asociación de Fiscales.

Jesús Vicente Chamorro, ex fiscal jefe de la Sala de lo Civil, se pronunció a favor de dejar a un lado los formalismos e investigar la verdad material del caso Ercros.También se abordó la situación de indefensión en que quedan los perjudicados del caso al no poder personarse en la causa: en el juzgado de Barcelona les dicen que han remitido todos los autos al Tribunal Supremo y en éste no es procedente mientras no se decida sobre si tiene la competencia.

Bartolomé Vargas, en tono emocionado, se limitó a agradecer las muestras de apoyo recibidas en la reunión. Dijo que no estaba en condiciones de hablar por el agotamiento y la tensión acumulados en los últimos días.

Cardenal, Luzón y Aranda manifestaron que Vargas había hecho un excelente trabajo con el sumario de Ercros, pero dejaron sin explicar por qué le han relevado.

El fiscal general califica de "error" que Vargas estudiase todo el sumario

El fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, aseguró ayer en la cadena Cope que "todos hemos cometido un error en el punto de partida" del caso Ercros. "Lo que ha pasado", siguió Cardenal, es que el juez de Barcelona que investiga el caso, "en lugar de mandar una exposición razonada, envió todos los autos".El fiscal adscrito al caso Ercros, Bartolomé Vargas, "llevado por su afán de trabajo, se dedicó a estudiar los autos en lugar de limitarse a estudiar la exposición. Hace un primer borrador en el que expone la posibilidad de que se pueda interesar la competencia de la Sala, pero no es definitivo. Todo este estudiar es un camino que no es correcto porque estamos invadiendo el terreno del instructor", argumentó el fiscal general.

Cardenal agregó que tras mantener varias reuniones con Vargas "se concluía que no había pruebas suficientemente seguras" para imputar a Piqué, por lo que "nos sorprendió", dijo, "que la última vez que nos vimos, casi en poco más de 48 horas, cambiara de criterio". "Cuando hay esa disparidad, prevalece la opinión del fiscal jefe, José Aranda, que era contrario a la opinión del señor Vargas, por lo que él elaboró el escrito en contra de las imputaciones a Piqué".

El PSOE e Izquierda Unida presentaron ayer sendas solicitudes en el Congreso para que Cardenal explique en la Cámara su actuación en el caso Ercros. Izquierda Unida pide también la comparecencia de la ministra de Justicia en funciones, Margarita Mariscal. "Piqué no debe formar parte del Consejo de Ministros; es indigno que se siente en torno a la Mesa del Gobierno", dijo el portavoz parlamentario del PSOE, Luis Martínez Noval.

Todos los consejeros de Ercros, salvo Piqué, están imputados por el juez

Los miembros del consejo de administración de Ercros en la época en que se produjo el presunto delito de alzamiento de bienes en la compañía y la escisión y venta de la petrolera Ertoil han sido imputados en la causa iniciada por el juzgado número 5 de Barcelona, con una excepción: el actual ministro de Industria en funciones, Josep Piqué.Éste únicamente ha ofrecido explicaciones parciales sobre su etapa de consejero y de directivo en Ercros en el Congreso, a raíz de la polémica suscitada por la condonación de más de 7.000 millones de pesetas de deuda a Ercros por parte del Instituto de Crédito Oficial cuando Piqué ya era ministro. Las explicaciones de Piqué sobre este asunto no convencieron a la oposición socialista, que denunció la condonación de la deuda ante el Tribunal de Cuentas.

En sus comparecencias en el Congreso, Piqué no explicó ni su pertenencia al consejo de Ercros desde finales de los 80; ni su pertenencia a la comisión ejecutiva de la sociedad, ni los poderes de que disponía, ni su papel en la venta de Ertoil. Así por ejemplo, Piqué fue el encargado de formalizar ante notario, haciendo uso de los poderes que tenía conferidos, la venta de Ertoil -negociada por el entonces vicepresidente de Ercros, Javier de la Rosa- en julio de 1991, un hecho al que el actual portavoz del Ejecutivo en funciones restó trascendencia.

Piqué ha defendido en las últimas semanas que su trayectoria en Ercros fue suficientemente explicada en sus comparecencias en el Congreso, un hecho con el que discrepan radicalmente los representantes del PSOE y de IU. Éstos acusan al ministro de mentir al Parlamento y de escudarse en su condición de aforado para no declarar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de abril de 2000

Más información