Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La planta de motores de Almussafes es la más productiva, según una auditoría

La sección sindical de UGT de Ford España solicitó ayer al presidente de la compañía en Europa, David Thursfield, nuevos proyectos de motores para la planta de Almussafes. El sindicato pide que se fabriquen motores diesel en sustitución del modelo HCS del Ka que Ford quiere dejar de fabricar el año 2001, lo que pondría en peligro 1.600 puestos de trabajo. UGT basa su petición en una auditoría que revela que esta planta es la más productiva que tiene la compañía en todo el mundo.

Un grupo de auditores del grupo de Ford Motor Company realizó la semana pasada una evaluación de la planta de motores, analizando el nivel de implantación de los sistemas deproducción de Ford. La auditoría dio como resultado un nivel 3, es decir unos índices de productividad, calidad, reducción de costes y cualificación de los trabajadores muy superiores al resto de plantas de la compañía. Únicamente la planta de Almussafes tiene dicho nivel en todo el mundo. La mayoría de las plantas de Ford en Europa tienen unos niveles 0 y 1, y sólo algunas de Estados Unidos tienen el nivel 2. Esta inspección, que no ha sorprendido al presidente de la compañía, según reveló a los representantes de UGT, "ha dejado claro que la planta de Almussafes es, con diferencia, la mejor planta de fabricación de Ford en todo el mundo". Esta calidad ha hecho posible la fabricación de más de 11 millones de motores desde 1975.

El sindicato pretende rentabilizar la auditoría en beneficio de los trabajadores. UGT considera "incomprensible que Ford tenga infrautilizada su mejor planta de motores", y pide que la compañía rentabilice esta instalación y consigua nuevos contratos de motores. Una alternativa planteada por UGT es la fabricación de motores diesel en sustitución del modelo HCS, ya que en unos momentos en que la demanda de dichos motores va en aumento "se están perdiendo excelentes oportunidades de negocio, lo que resta posibilidades a la compañía para alcanzar el liderazgo mundial en el sector del automóvil", según UGT.

Los representantes sindicales entregaron un escrito a Thursfield con estas reivindicaciones. UGT advirtió al presidente de Ford Europa, ante las decisiones que se prevén tomar esta primavera sobre el futuro de la planta, que no aceptará "que las actividades de motores HCS desaparezcan", y exigió que una apuesta clara por el mantenimiento de la actividad de la planta.

David Thursfield ha aceptado estudiar las peticiones sindicales, aunque no se comprometió a nada. Thursfield indicó que las decisiones de la compañía se deben tomar a nivel internacional, teniendo en cuenta también las necesidades de las otras plantas que Ford tiene en Alemania y el Reino Unido.

Por su parte, UGT ha anunciado que enviará la auditoria al Consell de la Generalitat para que a nivel político defienda la permanencia de la planta de motores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de abril de 2000

Más información

  • La compañía Ford pretende dejar de fabricar el modelo Ka en 2001