Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cierval se une a la Fundación Pro-AVE y apoya la opción centro

La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval) se ha alineado a la opción centro del trazado del tren de alta velocidad entre Madrid y Valencia que defiende la Fundación Pro-AVE. Los presidentes de las tres confederaciones empresariales provinciales, miembros de la Cierval, se reunieron ayer en Valencia con el presidente de esta fundación, Federico Félix, para consensuar una postura conjunta en torno a este proyecto ferroviario.La patronal valenciana ha roto su ambigüedad y se inclina por una opción concreta, el trazado centro que viene valorando la Fundación Pro-AVE. Además, en la reunión de ayer las tres confederaciones de Alicante, Valencia y Castellón y la Fundación Pro-AVE ratificaron además el acuerdo del último comité ejecutivo de la Cierval, en el que los empresarios reafirman su exigencia de que las obras del AVE comiencen este año y se realicen en el plazo más corto posible. La Cierval defiende también que sea una opción sin trabas medioambientales para que no se pueda retrasar su ejecución. La patronal reivindica que el proyecto se financie en parte con fondos europeos. Pese a ello, Joaquín Rocamora, presidente de la patronal alicantina Coepa, se ha desmarcado y afirma que su organización "no se ha alineado ni a favor ni en contra de ningún trazado", y que corresponde al poder político adaptar la decisión.

La opción centro, la solución B según el estudio informativo de la línea de alta velocidad elaborado por el Ministerio de Fomento y que ahora está en fase de exposición pública, sale de Madrid por el sur aprovechando el AVE en dirección a Sevilla para luego desviarse y dirigirse casi en línea recta a Valencia (entrando por Requena). De esta forma, el recorrido Madrid-Valencia no enlazaría ni con Cuenca ni con Albacete, aunque por esta última ciudad sí que pasaría el ramal que desde San Clemente se dirigiría hasta Alicante.

Rechazo manchego

Esta opción es la que más rechazo provoca en Castilla-La Mancha, tanto por parte de la Junta, en manos del socialista José Bono, como desde el propio PP. Ambas formaciones políticas son partidarias de que el tren pase y pare tanto en Cuenca como en Albacete, por lo que sólo admitirían la opción norte (solución A), que pasa por la ciudad conquense y enlaza con Albacete mediante el ramal a Alicante, o la opción integral (solución D), que obligatoriamente pasa por Cuenca y Albacete tanto para ir a Valencia como a Alicante.

La elección de la Cierval se ajusta con la postura del Consell. El presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, descartó recientemente la opción norte (lo que le valió las críticas del PP de Castilla-La Mancha). Zaplana defendió la opción centro o la sur (solución C), la favorita de Fomento, por ser la más barata, y que supone alejar Valencia de Madrid hasta los 470 kilómetros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de abril de 2000