EEUU amenaza con acusar a México ante la OMC por proteger a Telmex

Agencias

El Gobierno estadounidense dio ayer a México hasta el 28 de julio para abrir su sector de las telecomunicaciones a la competencia extranjera. Si no cumple, denunciará a la República mexicana ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). EEUU argumenta que su vecino ha obstaculizado la entrada de las telefónicas AT&T y MCIWorldcom para proteger a Teléfonos de México (Telmex). Al mismo tiempo, EEUU extendió su advertencia a Japón y Suráfrica, también por mantener cerradas sus telecomunicaciones.

"La situación en México es muy grave", declaró ayer la secretaria de Comercio de EEUU, Charlene Barshefsky. "El progreso hacia la liberalización de sector de las telecomunicaciones está estancado. EEUU determinará el próximo 28 de julio qué medidas adoptar en contra de esta situación, incluyendo la respectiva denuncia ante la OMC", añadió. La misma advertencia, por las mismas razones, se extendió ayer a los Gobiernos de Japón y Suráfrica.EEUU ha decidido tomar cartas en el asunto tras las presiones de los gigantes de la telefonía estadounidense AT&T y MCIWorldcom. Las filiales mexicanas de estos dos grupos, Avantel y Alestra, respectivamente, han estado intentando durante años competir con Telmex en el mercado de telefonía de larga distancia. Pero a pesar de que han logrado capturar el 10% del mercado desde 1997, no han obtenido beneficios hasta el momento. La razón de ello, según estas compañías, son las prácticas anticompetitivas de Telmex, como las desorbitantes tarifas de interconexión que cobra, y que el Gobierno mexicano no impide.

Avantel y Alestra también han acusado a Telmex de obstruir la prestación de sus propios servicios a través de las líneas que la empresa mexicana les alquila. Telmex llegó a suspender durante nueve meses la prestación de los servicios de interconexión a sus competidores. Éstos no pagaron el alquiler durante ese tiempo, pero eso no ha sido en perjuicio de Telmex, sino todo lo contrario. La única sanción que la operadora mexicana obtuvo por esta interrupción del servicio fue una multa de 100.000 dólares (17,2 millones de pesetas) impuesta por la Comisión Federal de las Telecomunicaciones (FCC, en inglés) de EEUU por el perjuicio causado a los usuarios de ese país.

Según Telmex, Avantel y Alestra en conjunto le deben 500 millones de dólares (86.000 millones de pesetas) por tarifas de interconexión y otros servicios. Telmex llegó a cortar las líneas de 40 de los mejores clientes de sus dos competidoras para forzarlas a pagar.

EEUU ha utilizado la excusa de su revisión anual sobre la situación comercial con sus principales socios comerciales para avisar a su vecino y aliado en el Tratado de Libre Comercio (TLC) junto a Canadá. Y es que a pesar de que la presión de las compañías estadounidenses viene de tiempo atrás, EEUU ha tratado de evitar durante años un enfrentamiento con México por Telmex, la joya de la corona.

Telmex, la compañía que preside Carlos Slim Helú, es la empresa que simboliza el paso de México hacia la modernidad y el libre mercado desde que fue privatizada hace una década. Y desde que el antiguo monopolio estatal de telecomunicaciones fue forzado a competir en telefonía de larga distancia primero y más recientemente en telefonía local, el Gobierno la ha utilizado como ejemplo de su compromiso con el libre mercado y como modelo de política de atracción para el capital extranjero.

No obstante, los competidores estadounidenses sostienen que cada vez que han querido competir con Telmex han chocado contra una pared infranqueable. Telmex rechaza estas acusaciones y sostiene que compite limpiamente. Es más, atribuye el escaso éxito de sus competidores a su inexperiencia en el mercado mexicano. "Hemos hecho una concesión tras otra para crear un mercado saludable y competitivo", afirmó el portavoz de Telmex, Arturo Elías Ayub. "Pero ellos nunca están contentos y siempre quieren más", añadió.

Lo cierto es que tras tres años de competencia, Telmex aún posee el 75% de cuota de mercado en el sector de la telefonía de larga distancia, valorado en 4.400 millones de dólares (756.800 millones de pesetas), mientras que el restante 25% se lo dividen entre ocho competidores.

Telmex comenzará a cotizar en la bolsa de valores latinoamericanos de Madrid el próximo 12 de abril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de abril de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50