Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido del Piojo

Si Björklund juega,el Valencia acentuará su querencia por el contragolpe, donde Piojo López vive a sus anchas, especialmente en los 105x72 metros del Camp Nou, donde da rienda suelta a su velocidad. Los 11 goles que el argentino le ha marcado al Barcelona en los últimos 12 partidos ilustran el peso del delantero en los duelos Barça-Valencia, que han tomado un claro color valenciano desde que en el ejercicio 1997-1998, los de Mestalla remontaran en sólo 20 minutos un 3-0 para acabar ganando 3-4, con dos goles del Piojo López.El argentino, además, pasa por un buen momento, como evidenció en el partido Argentina-Chile (4-1) del miércoles, en el que marcó un gol propio de un pícaro.

Al igual que sucedió entre Rivaldo y Van Gaal, Piojo López ha solucionado sus desavenencias con Cúper y hoy se dispone a dejar su sello en el Camp Nou, consciente de que el próximo año estará en el Lazio. Van Gaal le aguarda con una alineación, al parecer clásica. Por una vez, no recurrirá al 3-4-3 como era su costumbre ante el Valencia: confía en el equipo habitual y en Kluivert, dispuesto a ejercer en el Barça el papel de Piojo en el Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 2000