Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La racha contra la tradición

Barcelona / Valencia

Una racha impresionante (ocho victoEl Barça se enfrenta hoy (Camp Nou, 18.00 horas, Teletaquilla) a su bestia negra, el Valencia, equipo que le ha ganado cinco de los últimos siete partidos, ha empatado uno y perdido otro. Asentado en una trayectoria imponente, el Barça niega estar obsesionado con los estragos de Piojo López y confía ciegamente en sus fuerzas para truncar un duelo hasta ahora nefasto. Los números -dos derrotas y un empate este año- invitan al pesimismo, pero el vestuario está ansioso por truncar la sensación de impotencia. "A mí me da igual que Piojo López marque cuatro goles si nosotros metemos cinco", dijo enojado Abelardo. "Estamos en un momento ideal para acabar con toda esta historia", añadió Kluivert. "Nos sentimos más fuertes que nunca", abundó Hesp. La plantilla, encabezada por el técnico Louis Van Gaal, asegura que no siente la menor psicosis con Claudio López. Ni siquiera piensa el entrenador, a diferencia de lo que cree Cocu, que el de hoy es el peor partido que les queda.

"Evidentemente, no será fácil. Pero tampoco lo era ante el Málaga, cuando todo el mundo decía que nos iba la Liga. Ni tampoco el del Deportivo, que también tiene en Makaay a su Piojo López particular. También juegan ellos al contraataque", esgrimió el holandés. Pese a la sensación de impotencia ante las constantes derrotas del Barça contra el Valencia, el técnico no modificará su sistema ni su estilo de juego. Hay en todo esto un punto de honor. Fue también lo que dijo Reiziger, que seguramente sustituirá al sancionado Puyol. Alguna vez, vino a decir el equipo, tendrá que ser la primera.

La plantilla azulgrana está convencida de que ganando los cinco partidos del Camp Nou tendrán la Liga a tiro con independencia de los resultados de sus salidas a Oviedo, Madrid (Calderón) y San Sebastián.

El Valencia confía en el tradición para compensar sus bajas, especialmente las de Mendieta y el Kily González, que rompen la línea más poderosa de los de Héctor Cúper en el presente campeonato, el centro del campo. La otra ausencia, la del lesionado Ilie, ya no se antoja tan trascendente: el pasotismo del delantero rumano en los últimos meses ha provocado los silbidos de la afición de Mestalla y los deseos del presidente, Pedro Cortés, de traspasarlo el próximo verano.

Cúper duda entre una solución valerosa: el ex azulgrana Òscar García por Kily, lo que supondría que Farinós, que venía actuando de medio centro, pasara al interior izquierdo; u otra mucho más conservadora: la entrada en el once del defensa Björklund, que formaría una red de tres centrales que tratarían de darle más contundencia a la defensa. Cúper todavía recuerda la superioridad aérea del Barcelona en el choque de vuelta de la Supercopa de España (3-3), en la que la zaga valencianista no podía parar a Kluivert de ninguna manera. El Valencia, en todo caso, se alzó con ese trofeo siguiendo el reguero de éxitos que de manera inédita ha coleccionado contra el equipo catalán en los dos últimos años.

Recuperado Rivaldo, el Barcelona se lamenta, mientras, de la baja de Ronald de Boer, que será sustitudo por Gabri.

Barcelona: Hesp, Reiziger, Abelardo, Frank de Boer, Bogarde; Gabri, Guardiola, Cocu; Figo, Kluivert y Rivaldo.

Valencia: Cañizares; Angloma, Djukic, Pellegrino, Carboni; Angulo, Gerard, Óscar, Farinós; Sánchez y Piojo López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 2000

Más información

  • El Barça, con ocho victorias seguidas, recibe al Valencia, que sólo ha perdido uno de los últimos siete partidos ante los azulgrana