Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DEL PSOE

La gestora cuenta con representantes territoriales y de las minorías críticas

Los líderes territoriales y las cabezas visibles de los distintos sectores del PSOE pactaron ayer la denominada "comisión política" en una negociación con el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que delegó parte de su trabajo en personas de su confianza. La negativa del presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, a pertenecer a esta dirección provisional hizo que los negociadores se replantearan el esquema de partida. Finalmente optaron por una solución que dejara satisfechos a los territorios y a las minorías.

Mientras el comité federal del PSOE debatía las causas de la derrota electoral y la fórmula para afrontar la crisis producida por la dimisión de la ejecutiva, Manuel Chaves y sus personas de confianza -como Luis Pizarro, secretario de Organización del PSOE de Andalucía, y Gaspar Zarrías, hasta ahora consejero de la presidencia de la Junta de Andalucía- negociaban en otra sala la composición de la gestora. Como si de un congreso se tratara, los secretarios generales pasaron uno a uno por un despacho para que el líder andaluz escuchara sus propuestas. También trabajaron en la negociación el ex secretario de Organización, Txiki Benegas y el diputado vallisoletano Tomás Rodríguez Bolaños, que finalmente entró a formar parte de la comisión política. Felipe González se mantuvo totalmente al margen de la negociación, según fuentes socialistas.

Todos estaban de acuerdo en que los miembros de la comisión política no podrían superar la quincena, lo que hacía imposible que las 17 federaciones tuvieran un representante si, además, había que dar cabida a guerristas, borrellistas e Izquierda Socialista. No hay representación de un llamado bloque institucional, compuesto por presidentes autonómicos y alcaldes. Aunque dos regidores estarán en la gestora, han sido propuestos como parte de las federaciones y no por su cargo.

A las nueve de la noche, 11 horas después de que comenzara la reunión del comité federal, había acuerdo en torno a una lista que se aprobó a mano alzada por la casi totalidad de sus miembros. Hubo tres noes y ocho abstenciones.

Los rostros eran de satisfacción. Los llamados sectores críticos vieron satisfechas sus expectativas, ya que entre los 15 hay dos guerristas: Francisco Fernández Marugán y Rodríguez Bolaños. Izquierda Socialista estará representada por el madrileño Juan Antonio Barrio de Penagos, miembro del comité federal. El ex candidato a la Presidencia del Gobierno, José Borrell, propuso con éxito a la eurodiputada Elena Valenciano, la más joven de la gestora junto con el diputado castellano-manchego Máximo Díaz Cano, ambos de 40 años.

Los intentos por convencer a Rodríguez Ibarra para que estuviese en la gestora junto a Chaves fracasaron en seguida, pero el presidente extremeño fue requerido durante todo el día para que diera su opinión y para que propusiera a una persona de su federación para la comisión política. El secretario general adjunto del Grupo Socialista, Francisco Fernández Marugán, aunque de adscripción guerrista, entra en el cupo territorial y no de sensibilidades del partido.

La democracia paritaria se cumple con la presencia de seis mujeres. Cristina Alberdi, presidenta de los socialistas madrileños; Amparo Valcarce, de la Federación de Castilla y León; Teresa Morales, de Canarias; Manuela de Madre, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet y militante del PSC; Elena Valenciano, eurodiputada; y Amparo Marzal, diputada por Murcia.

El PSC, a propuesta de su primer secretario, Narcís Serra, propuso al alcalde de L'Hospitalet, Celestino Corbacho y los andaluces a su secretario de Organización, Luis Pizarro. Esta federación, además, tiene a su secretario general, Manuel Chaves, al frente de la gestora.

El País Vasco estará representado por su secretario general, Nicolás Redondo Terreros, la única excepción que se ha hecho entre secretarios generales ya que ninguno estará en esta comisión política. La Comunidad Valenciana propuso al exdiputado Javier Paniagua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de marzo de 2000

Más información

  • Hay dos guerristas, una borrellista y un miembro de Izquierda Socialista